Página Principal

Lista de Emisores:  A-D  E-M  N-Z

CLODIO ALBINO
Leyendas más comunes del anverso
 
 D CLODIVS ALBINVS CAES
 D CLOD SEPT ALBIN CAES
 D CL SEPT ALBIN CAES
 IMP CAE D CLO SEP ALB AVG
 IMP CAES D CL ALBIN AVG
 IMP CAES D CLO ALBIN AVG
 IMP CAES D CLO SEP ALB AVG
 IMP CAES D CLOD SEP ALB AVG   
 

CLODIO ALBINO

Abreviaturas:  A-F  G-O  P-X

 


 

 Décimo Clodio Septimio Albino nació en Hadrumetum (norte de África), en el seno de una ilustre familia, siendo hijo de C. Póstumo y Aurelia Mesalina.

 Recibió una esmerada educación y llegó a ser -bajo Marco Aurelio y Cómodo- uno de las generales mas prestigiosos de su época. En el año 175 d.C. estuvo al mando de las legiones en Bitinia y fue designado como gobernador de Britania.

 En 192 d.C. fue asesinado el emperador Cómodo y le sucedió el cónsul romano Pértinax. A la muerte de Pértinax el 28 de marzo de 193 y con Didio Juliano nombrado como nuevo emperador, después de haber comprado el trono a la Guardia Pretoriana, Clodio Albino fue proclamado emperador por sus legiones, pero como sólo aspiraba a compartir el mando, en lugar de marchar hacia Roma, permaneció en sus provincias (llegó a gobernar Britania, la Galia y parte de Hispania) y consiguió pactar con Septimio Severo (que tras asesinar a Didio Juliano, se había convertido en emperador) recibiendo el título de César ese mismo año y el de Cónsul al año siguiente.

 Permaneció fiel al emperador e incluso adoptó su nombre (Septimio) y únicamente tomó el título de Augusto después, cuando se vio obligado a entrar en liza con su rival.

 Septimio estaba demasiado ocupado en someter a las provincias orientales del Imperio. Pero una vez vencido el gobernador de Siria, Pescenio Níger, el emperador volvió sus armas contra Clodio Albino, su rival en el oeste y después de sanguinarios combates con éxitos alternativos, Clodio Albino fue derrotado el 19 de febrero de 197 d. C. en una gran batalla en la que intervinieron posiblemente 100.000 hombres, en las cercanías de Tinurtium (actual Trevoux, región de Lyón). Con esta batalla se puso fin a la guerra civil que había comenzado después de muerto Cómodo.

 Después de la derrota, Clodio Albino, fue acorralado y se suicidó. Su cabeza cortada se envió a Roma para su exhibición, su mujer y sus hijos fueron asesinados. Septimio Severo castigó duramente a los partidarios de Albino, condenando a muchos galos y hispanos a muerte y ajusticiando a 41 senadores.

 

 

 Volver a la página de Clodio Albino