Página Principal

Lista de Emisores:  A-D  E-M  N-Z

CLAUDIO II
Leyendas más comunes del anverso
 
 DIVO CLAVDIO
 DIVO CLAVDIO GOTHICO
 DIVO CLAVDIO OPTIMO IMP       
 DIVO CLAVDIO OPT IMP
 IMP C CLAVDIVS AVG
 IMP C CLAVDIVS P F AVG
 IMP CLAVDIVS AVG
 IMP CLAVDIVS P F AVG
 IMP C M AVR CLAVDIVS AVG
 

 

CLAUDIO II

Abreviaturas:  A-F  G-O  P-X

 


 

 Claudio II el Gótico, cuyo nombre completo era Marco Aurelio Claudio Augusto, nació en Illiria (o tal vez en Dalmacia) en el seno de una destacada familia, el 10 de mayo del año 214 d.C. y su talento como soldado y buen administrador le granjearon la confianza del emperador Trajano Decio, que le encargó de la defensa de las Termópilas frente a los invasores procedentes del norte de Grecia.

 En el año 259 d.C., el emperador Valeriano I le otorgó el rango de tribuno militar, nombrándole gobernador de Illiria y general en jefe de todas las provincias del bajo Danubio. Durante el mandato de Galieno, Claudio alcanzó gran fama como militar combatiendo contra diversos usurpadores y el Senado erigió estatuas en su honor.

 Luchando contra el usurpador Aureolo en el sitio de Milán, seguramente dio su consentimiento al asesinato de Galieno ocurrido en septiembre del año 268 d.C. y rápidamente fue proclamado emperador por las tropas y confirmado entusiásticamente por el Senado.

 Tras sofocar la rebelión de Aureolo, Claudio II intentó recomponer la perdida gloria del imperio y obtuvo una decisiva victoria contra un numeroso ejercito de invasores alamanos a las orillas del lago Garda, en las cercanías Verona.

 Su mayor batalla – en la que obtuvo el título o sobrenombre de “Gótico”- la libró al año siguiente (269 d.C.). cuando un formidable ejército formado por diferentes tribus bárbaras a las que se les conocía con el nombre genérico de “godos”, desembarcaron con posiblemente mas de 300.000 hombres y 2000 navíos, en las en las playas de Macedonia, a orillas del río Dniester, constituyendo las mas grave amenaza que hasta entonces había desafiado el poder de Roma. Después de una encarnizada batalla que se libró cerca de Naisso (Dardania, Moesia Superior, actual Nisch) Claudio II logró destruir o dispersar a este formidable enemigo, causándole en un solo día mas de 50.000 bajas.

 La situación continuó inestable al penetrar en Pannonia (año 270 d.C.) tribus de marcomanos e intrigios y en retia, los alamanes.

 Mientras, en el Imperio se reproducían las rebeliones. Zenobia mandó a sus generales Timágenes y Zabadas a ocupar Siria, Egipto y Asia Menor, controlando todo el Oriente romano y tras la muerte de Póstumo en occidente, un herrero llamado Marco Antonio Mario, se proclamó emperador pero fue rápidamente asesinado, sucediéndole Victorino. A finales del 269 d.C. campesinos y soldados sitiaron la ciudad de Augustoduno (Autun) que tras siete meses de sitio se rindió, no sin antes pedir auxilio a Claudio, que no acudió por estar luchando contra los godos. Victorino que se mantenía sobre el Rin, fue muerto en el año 270 por los soldados amotinados en Colonia, siendo su sucesor el rico senador Cayo Esuvio Tétrico, antiguo gobernador de Aquitania, que desde Burdeos, llegó al poder tras corromper a los soldados y gracias a Victorina, la conocida como “Zenobia de occidente”.

 En mayo de ese año 270 d.C., cuando Claudio II estaba preparando sus armas contra la reina Zenobia, cayó repentinamente enfermo de la peste que habían introducido los godos y murió en Sirmium (Pannonia) recomendando a su mejor general –Aureliano- cómo candidato a la púrpura. Su hermano Quintilo le sucedió por breve periodo de tiempo, mientras las tropas, declaraban como emperador a Aureliano. El Senado reconoció la excelente labor de Claudio II el Gótico, erigiendo una estatua de oro en el Capitolio y colocando en la Curia romana un escudo con su imagen del mismo precioso metal.

 

¿Deseas profundizar?   Prueba este link

 

 Volver a la página de Claudio II