Página Principal

Lista de Emisores:  A-D  E-M  N-Z

AUREOLO
Leyendas más comunes del reverso

 

CONCORD AEQVIT
CONCORD EQVIT
FIDES AEQVIT
FIDES EQVIT
PAX EQVITVM
SALVS AVG
VIRTVS EQVITVM

Los anversos de Aureolo siempre están dedicados a Póstumo,  por ello lo identificativo son los reversos, que suelen terminar en AEQVIT, EQVIT o EQVITVM y presentan en el exergo las letras P, S o T,  indicativas de las oficinas de Mediolanum.

Probablemente Póstumo nunca pisó Milán, por lo que las monedas acuñadas a su nombre en esta ceca normalmente se aceptan como pertenecientes a Aureolo (ver RIC V - II p.327), tal y como indicó el profesor A. Alföldi en su obra: "Der Usurpator Aureolus und die Kavalleriereform des Gallienus, Zeitschrift für Numismatik" (1927).

 


AUREOLO

Abreviaturas:  A-F  G-O  P-X

 


 

 Marco Acilio Aureolo era un pastor de la Dacia que alcanzó los mas altos cargos en la carrera militar. Sirvió como gobernador de Galieno en Iliria y terminó con la rebelión que Ingenuo había desatado en Panonia. Eran tiempos difíciles para Galieno y Aureolo hizo frente -con éxito- a las rebeliones de Macriano (Egipto) y Regaliano (Moesia).

  Al ver la eficacia de los ejércitos sasánidas, Galieno creó una importante tropa de caballería (Equites) y la puso al mando de Aureolo, que era ahora su mejor general. Esta tropa sería la encargada de luchar contra Póstumo, el usurpador de la Galia que había invadido Hispania y Bélgica y así lo hizo durante un tiempo con notable éxito.

 Sin embargo, el general dacio se sublevó en Italia, había alcanzado todo el poder y la riqueza bajo el emperador Galieno, pero prefirió ponerse de parte de Póstumo, llegando incluso a emitir monedas a su nombre. Aureolo tomó Milán, se auto proclamó emperador e invitó a Póstumo a invadir Italia, pero Póstumo no accedió a esta petición y nunca pisó Milán. 

 Galieno interrumpió la lucha contra los germanos y se dirigió rápidamente a Italia, venciendo al ejército de Aureolo junto al Adda y poniendo cerco a Milán, asediando la ciudad en el año 268. Durante este asedio a Aureolo, hubo una nueva conjura en contra del emperador y Galieno fue asesinado bajo los muros de Milán por uno de sus soldados durante septiembre de 268 d.C.

 Galieno en su testamento había designado como su sucesor a Claudio, su comandante de caballería, que pronto sería ratificado por el Senado; Aureolo se rindió e intentó negociar con el nuevo emperador, pero su causa ya no tenía ningún sentido y en breve sería muerto por sus propios soldados soldados.

 


 

 Volver a la página de Aureolo