Glosarios   
 

 

Algunos tipos de monedas antiguas

 

DESCRIPCIONES por orden alfabético

IMÁGENES a escala de las monedas romanas

 

Se describen los más importantes tipos de monedas emitidas en la Edad Antigua,
comprendiendo las civilizaciones: romana, griega, persa y cartaginesa (entre otras).

 

 A   B   C   D   E   F   H   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   Z 

 

AE xx "Aes / aeris" significa cobre o bronce en latín, por ello se utilizan las siglas AE para referirse a cualquier moneda que contenga una alta proporción de cobre.
Cuando no se conoce el nombre de alguna moneda de bronce o cobre, se suele emplear la denominación genérica AE xx (en donde xx es el diámetro de la moneda expresado en milímetros), esto es válido para monedas griegas, cartaginesas, romanas, etc. y así decimos AE 20 indicando que su tamaño es de 20 mm de diámetro.

Dada la dificultad especial que tienen las denominaciones de las monedas del Bajo Imperio Romano, se estandarizado la denominación AE 1, AE 2, AE 3 y AE 4 para expresar los distintos tamaños de sus monedas de cobre o bronce. Sin embargo, no se han unificado criterios en cuanto a tamaños y pesos, cada autor muestra sus propios datos. Las medidas a continuación detalladas son una especie de promedio, una simple referencia más.

AE 1 (AES-I)

Moneda de bronce mayor de 24 mm, acuñada en el Bajo Imperio a partir del usurpador Magnencio. Inicialmente con 8 g, alcanzaría los 8,25 g con Juliano II, llegando a superar en ocasiones los 10 g.

AE 2 (AES-II)

Moneda de bronce entre 20-24 mm acuñada durante el  Bajo Imperio (aprox. 4,44 - 5,45 g). Coincidente con la primera época de la denominada "maiorina", a partir de Constancio II tenía un peso de 5,20 g y con la reforma de Teodosio bajó a 4,44 g.

AE 3 (AES-III)

Moneda de bronce entre 15-20 mm acuñada durante el Bajo Imperio (aprox. 2,27 - 2,72 g). Coincidente con la primera época del llamado centenional, a partir de Constancio II tenía un peso de 2,72 g y con la reforma de Teodosio se redujo a 2,27 g.

AE 4 (AES-IV)

Pequeña moneda de bronce menor de 15 mm, acuñada durante el Bajo Imperio, llamada también por su nombre griego "nummus". Acuñada con 1,49 g a partir de Graciano, con la reforma de Teodosio quedó reducida a 1,13 g y finalmente llegaría a pesar menos de 1 g.

"Aes"
As

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Aes"
As

A mediados del siglo V a.C. se empezaron a fundir en el primitivo mundo romano, lingotes irregulares de cobre y bronce en bruto y sin ninguna marca que sustituyeron al ganado como moneda de cambio y se denominaron "aes rude o infectum". Protomoneda con un valor indicado por su propio peso que variaba grandemente (desde 8 g a más de 600 g)
 
Aproximadamente entre los años 320 y 280 a.C. se acuñó el "aes signatum", en realidad grandes placas de bronce de alrededor de 1.600 g de peso, con señales de animales y objetos (cereales, tridentes, etc.) que fueron sustituyendo al "aes rude". Como la libra o "litra" romana era 327,453 g, su valor posiblemente equivalía al de 5 libras.
 
Las primeras piezas de moneda redonda (el "aes grave") fueron muy pesadas, eran de bronce fundido, aparecieron alrededor del 280 a.C. (coincidiendo con los predenarios) y sustituyeron paulatinamente al "Aes signatum". El as tenía al principio el peso de una libra romana (327,453 g o 324 g según otros autores) y por ello se le denominó también "aes libralis", su marca era I (= 12 onzas) y representaba la unidad del  llamado sistema libral. Se llamaba "aes grave" porque su valor se correspondía con el peso del metal y sus divisores eran: semis = 1/2 as; triens = 1/3 as; quadrans = 1/4 as; sextans = 1/6 as y uncia = 1/12 as.
 
Su peso fue declinando hasta estabilizarse en la "libra reducida" de aproximadamente 265-280 g alrededor del año 269 a.C. (manteniéndose 5 décadas sin variación) Estas monedas fundidas de bronce, que hasta entonces habían presentado variados diseños, se estandarizaron alrededor del 225 a.C., introduciendo la cabeza bifronte de Jano en el anverso y la proa de nave ("rostrum navis") en el reverso. Alrededor del 217 d.C., con los desastres de la II Guerra Púnica el "aes grave" fue reduciendo su peso dejando paso primero al  "aes semilibralis" con 162 g (= 6 onzas), al "aes trientalis" (= 4 onzas), después al "aes quadrantalis" (= 3 onzas) hasta que por fin, en 211 a.C. se estabilizó en una nueva moneda llamada "aes sextantalis" que ya era acuñada (no fundida) y con un peso reducido a 2 onzas (2/12 de la libra reducida), es decir, sobre 54 g.
 
Durante el siglo II a.C. se fueron sustituyendo los símbolos utilizados en los ases (martillo, creciente, delfín, etc.) por leyendas y monogramas de la "gens" o familia del magistrado monetario correspondiente. A mediados de este mismo siglo (170-140 a.C.) volvería a reducirse su peso, llamándose entonces as reducido o "aes uncialis" de 27 g (= 1 onza). 
 
Entre el 145 y el 115 a.C. dejó de acuñarse el as, si bien sus fracciones (semis, triens, etc.) continuaron acompañando al floreciente denario de plata. Después, con la ley Papiria (91 a.C.) se redujo de nuevo su peso, convirtiéndose en "aes semiuncialis" (= 1/2 onza) de 13,5-13,6 g.
 
Todos estos cambios de peso de la unidad, traían consigo cambios en sus divisores y por ello hablamos de sistema libral, semilibral, sextantal, uncial y semiuncial.
 
Poco más tarde, en el año 82 a.C. y con las ultimas emisiones de L.Cornelius Sulla comenzó un declinar de esta moneda y prácticamente dejó de acuñarse desde el 47 a.C. hasta que llegó la reforma de Augusto (18 a.C.) y entonces, el as abandonó sus tradicionales símbolos (Jano bifronte y proa de nave).
 
Finalizado el periodo republicano, Augusto estableció unas dobles series de bronce (13,6) y de latón u oricalco (6,8 g), difíciles a veces de distinguir de los dupondios y tras alguna que otra pérdida de peso, el as perduró más de 300 años, hasta que a principios del siglo IV d.C. la paulatina reforma de Diocleciano, lo sustituyera por el follis.
 
La etimología de "as" parece ser griega, de "uno / unidad",  forma proveniente del dialecto dórico hablado en Tarento.

Agorá
"Âgoràh"

Unidad de cuenta menor, básica para el sistema feno-púnico del shekel o siclo.
El agorá es una moneda de plata equivalente a 1/20 o 1/25 del siclo.

Antoniniano
"Antoninianus"

Nombre con el que comúnmente conocemos a la moneda de plata imperial romana de 5,11 g, que creó Caracalla sobre el año 215 d.C. y que, tras sucesivas reducciones de peso y ley, circuló hasta los tiempos del emperador Diocleciano. Desconocemos el nombre con el que esta moneda fue conocida en la antigüedad, pero sabemos que con un cospel poco mayor que el denario y llevando tan solo un poco más de plata, equivalía a 2 de ellos.

El antoniniano se diferencia en general bastante fácilmente del denario [1] porque es un poco mas grande y además, los emperadores llevan en la cabeza una corona radiada y las emperatrices tienen el busto sobre una media luna.
Llamado también doble denario, con el tiempo sustituyó al denario, pero pronto perdió la pureza de su plata, además de disminuir su tamaño y peso. Pasó a ser de vellón en tiempos de Trajano Decio, para ser después de bronce y terminar siendo prácticamente de cobre. Únicamente durante el reinado de Galieno, la cantidad de plata en los antoninianos descendió desde alrededor del 30% en 253, hasta un 2% en el 268.
La reforma monetaria de Aureliano intentó revitalizar la moneda dándole mayor tamaño y usando bronce plateado (ver moneda plateada). Realmente lo consiguió ya que tanto el propio Aureliano como sus sucesores (Probo, Tácito...) emitieron bonitos ejemplares plateados.
Finalmente, con la reforma de Diocleciano el antoniniano acabaría siendo sustituido por el follis.

[1] Existen algunos antoninianos -los primeros de Julia Domna, en los que no se había modificado aún el diseño- que son difíciles de distinguir con una simple foto ya que no llevan el característico creciente, sería necesario pesarlos o identificar sus leyendas con un catálogo.
No debemos confundir la imagen radiada del Sol de los denarios republicanos con los antoninianos.
La corona radiada también se utilizó en el Bajo Imperio pero entonces el antoniniano ya había desaparecido, en este caso se tratará de los denominados "radiados post-reforma",  follis o incluso de áureos.
[volver]

"Antoninii"  

Plural de "antoninianus".

"Agenteii"  

Plural de "argenteus".

Argénteo 

Ver "denarius argenteus".

Argénteo de vellón

"Argenteus"

"Assaria"

Plural de "assarion".
Moneda provincial romana múltiplo del "assarión". Su tamaño dependía de la ceca y fue disminuyendo con el tiempo, pero a modo indicativo podemos decir que las características de las moneda "2 assaria" son 19-20 mm y 4-5 g, la de 3 assaria 22-23 mm y 8-9 g, la de 4 assaria 25-26 mm y 10-11 g y la de 5 assaria o pentassarión, 27-28 mm y 13-14g. Normalmente indicaban su lugar de acuñación (Tomis, Markianopolis, etc.) y sólo a veces, insertaban letras o signos indicativas de su valor (E=5, Δ=4, Γ=3).

"Assarion"  

Moneda de bronce usada localmente en las provincias de Moesia Inferior y Tracia que se acuñó con leyendas griegas, durante el siglo comprendido entre Antonio Pío y Filipo II (desde mediados del s. II hasta mediados del s. III, aproximadamente), es decir, bajo dominación romana.
Su tamaño era sobre 17-18 mm con tan sólo 2-3 g de peso y su valor de 1/16 denario.
Sus múltiplos (5 assaria, 4 assaria) fueron muy utilizados y son los mas frecuentes de encontrar hoy en día.
Casi mil años después, a finales del siglo XIII y en tiempos del emperador bizantino Andrónico II volvería a acuñarse una pieza de bronce denominada "assarion".

"Assis"  

Ases, plural de as.

"As/aes grave" 

Ver "aes"

"As quadrantalis"
"As libralis"
"As/aes rude"
"As semuncialis"
"As sexantalis"

"As/aes signatum"

"As trientalis" 

"As uncialis" 
Aureliano
Aureliniano
La reforma monetaria de Aureliano intentó revitalizar el devaluado antoniniano dándole mayor tamaño y usando un tipo de "bronce plateado" (ver moneda plateada). Realmente lo consiguió ya que posteriormente Probo y sus sucesores emitieron bonitos ejemplares plateados. Algunos autores (con poco éxito) han pretendido llamar a esta moneda imperial romana como Aureliano o Aureliniano, pero normalmente se las denomina antoninianos plateados.

Aureo
"Aureus"

Moneda romana de oro, acuñada de forma muy esporádica a partir de Sila (84-83 a.C.), siendo Julio César quien empezara a emitirlos de forma regular, con un peso teórico de 8,18 g (1/40 de libra).
El denario áureo, llamado por abreviación normalmente áureo, fue una moneda tradicional romana que desde tiempos de Augusto se acuñó por los emperadores sin la participación del Senado, equivaliendo a 25 denarios de plata (100 sestercios, 200 dupondios, 400 ases o 1600 cuadrantes) y con un peso de 7,79 g (1/40 de libra). Con el tiempo se fue depreciando hasta llegar a los 4,67 g (1/70 de libra), conteniendo además menos cantidad de metal noble y más proporción de plata y cobre.
Con la reforma de Diocleciano, el áureo recuperó valor hasta los 5,45 g (1/60 de libra), equivaliendo a 25 nuevos denarios o "denarius argenteus"  Finalmente, en tiempos de Constantino el Grande, el áureo fue sustituido por el sólido.

"Aurei"

Plural de "aureus".

"Bes"

Rara moneda de bronce del sistema libral que se acuñó en tiempos de la República Romana (sobre el 126 a.C.) Múltiplo de la "uncia", equivalía a 8 onzas (2/3 de as) y mostraba la cabeza de Líber en su anverso y una "S" seguida de 2 puntos en el reverso.

"Bigatus"

A veces se denomina así a los denarios de la  República romana, que muestran una biga (carro con dos caballos) en su reverso.

Binio

Moneda de oro equivalente a dos áureos, acuñada tras el gobierno del emperador romano Valeriano.

Bracteato Delgadas películas de oro o plata ("bracteae") que presentan relieve en un lado y hueco por el otro, eran conseguidas por estampado, de forma redonda y suelen ser ligeramente cóncavas. Ya en el mundo antiguo fueron utilizadas como moneda y se conocen algunos ejemplares de Atenas, pero sería en los territorios germánicos, durante la Edad Media, cuando más se utilizaran.

Calco

Generalmente cualquier moneda de bronce griega o de otra cultura.
Calco es el término comúnmente utilizado al referirse a las acuñaciones fenicias y cartaginesas para designar la unidad monetal de bronce (entre 8 y 11 g), en donde tenía sus múltiplos (dicalco/duplo y cuádruplo ) y divisores (mitad, cuarto, sexto y octavo), si bien, sería más correcto indicar simplemente: unidad, mitad, etc.
También es la moneda de bronce más pequeña de la amonedación romana de Aegyptus (Alexandria) con unas métricas tan sólo entre 8-12 mm y 1-1,5 g.
En un sentido más preciso, el "Chalkos" o "Chalkon" es una moneda griega de cobre que equivalía a 1/8 de óbolo y 1/48 de dracma.

Centenional
"Centenionalis"
"Nummus centenionalis", moneda de bronce con una pequeña proporción de plata, introducida en la reforma del emperador romano Constantino I (318), en sustitución del devaluado follis. Su nombre deriva del latín "centum" (cien), es decir, equivalía a 100 denarios de cuenta. Esta moneda inicialmente pesaba sobre 3 g, existiendo otra más pequeña, normalmente denominada medio centenional.
En la reforma conjunta de los emperadores Constancio II y Constante (348), se introdujeron una serie de monedas de bronce plateado o vellón bajo de tres pesos teóricos distintos: 5,5 g, 4,5 g y 2,7 g. Las denominaciones son confusas, J.P.C. Kent (RIC VIII) usa la nomenclatura de: "large" AE2, "small" AE2 y AE3, Damián Salgado indica: "maiorina" o "moneta maiorina", media "maiorina" y cuarto de "maiorina", mientras que otros autores prefieren usar: centenional y medio centenional. (D. Salgado interpreta que en esas épocas, centenional y "maiorina" designan a la misma moneda, siendo "maiorina" la denominación oficial, y centenional la popular).
Juliano II en su reforma (362) añade una pieza mayor, de bronce plateado  de unos 8,3 g, que Kent denomina AE1, mientras Salgado indica doble "maiorina". Durante Valentiniano I y Valente (364.378) se sigue emitiendo esta "pecunnia maior" o "maiorina" (AE1), pero sobre todo se acuña una moneda, ya sin liga de plata ni proceso de blanqueado alguno, de unos 3 g y 19 mm, que normalmente denominamos centenional (AE3).
Graciano, con su reforma (378), estableció unos pesos de 5 g, 2,5 g y 1,25 para su sistema de bronce, correspondiendo a las denominaciones de "maiorina" (AE2), centenional (AE3) y medio centenional (AE4). Entre 388 y 392 la única moneda de bronce producida en occidente fue el centenional reducido o "nummus".
En el año 392, Teodosio I restaura la "maiorina" dándole el nombre de "decargyrus" o "maior pecunnia", acompañándola de 1/2 decargiro (o doble centenional) y del "nummus" (o centenional reducido), manteniendo aproximadamente los pesos establecidos por Graciano catorce años antes. En 395, en occidente, se declara como única moneda el centenional ("centenionalis nummus" o AE4), desapareciendo el fugaz decargiro, es decir la "maiorina". En oriente se seguiría acuñando una moneda de 2,5 g y 17 mm, cuyo nombre desconocemos, y que se suelen denominar como AE3, pero también como centenional, doble "nummus" o decargiro reducido.
(No es de extrañar que haya triunfado la denominación anglosajona -respaldada por el RIC- con sus simples: AE1, AE2, AE3 y AE4).
Centenional
reducido
Ver centenional.

Centonial

Nombre que a veces recibe el "centenionalis". (Ver centenional).

"Centupondium"

Unidad de cuenta romana equivalente al talento, con un peso de 27,3 Kg.

"Chalkos"
"Chalkon"

Ver calco.

Cistóforo
"Cistophorus"

Moneda de plata símbolo del antiguo reino de Pergamum (reino que posteriormente sería la provincia romana de Asia), que se acuñó desde principios del siglo II a.C. y continuó emitiéndose hasta el siglo I d. C., con los primeros emperadores del Imperio. Su peso equivale al de la tetradracma (y al de tres denarios), por ello a menudo recibe el nombre de tetradracma cistofórico.
Dada la uniformidad de sus tipos, su uso se extendió rápidamente por Asia Menor, convirtiéndose en una moneda de aceptación general. El nombre de cistóforo proviene de la persona que portaba la "cista mystica" usada en el culto a Dionisio, que contenía una serpiente en su interior. Acuñada sobre todo en Ephesus y Pergamum y con el valor de tres denarios, fue adoptando con el tiempo los motivos y estilos de Roma.

Contorniato
"Contorniate"

Llamado en español contorniato, se designa así a las medallas de gran tamaño (entre 30 y 40 mm) con un característico círculo inciso en el borde, que se fabricaron a partir de Constante (mediados del siglo IV) y durante el siglo V, mostrando escenas clásicas greco-romanas. A menudo aparece Alejandro Magno, Nerón o Trajano.
Con diseños paganos en los reversos, claramente en conexión con el circo y el anfiteatro, se ha asociado estas medallas a una posible propaganda anti-cristiana de parte de la aristocracia romana. Su propósito es incierto, pudieron ser utilizadas en los juegos, como regalo, como mágico talismán o amuleto. etc. Lo que está claro es que no son monedas ni medallas de carácter oficial.
Realmente desconocemos su significado, de hecho incluso desconocemos su nombre, fue J. H. Eckhel, un insigne numismático austriaco, quien las bautizaría en el siglo XVIII basándose en la palabra italiana "contorno".
Ver artículo: "Los contorniatos: características, función e importancia" de Darío N. Sánchez

Cuadrante

Ver "quadrans".

Cuadrigato

Ver "quadrigatus".

Cuádruplo

Término empleado en general para las monedas de bronce antiguas, que designa las piezas que pesan cuatro veces la unidad.

Dárico   Moneda persa de oro sobre la que se fundamentó el sistema monetario del Imperio Persa. Acuñada a partir de Darío I (de quien se supone toma su nombre) hasta la llegada de Alejandro Magno, era 1/60 de la mina real babilónica (8,4 g) y equivalía a 10 monedas de plata (siclos) de 11,2 g.
Decadracma Rara moneda griega de plata, equivalente a 10 dracmas, asociada inicialmente a Siracusa.
Decargiro
"Decargyrus"
En el año 392, Teodosio I restaura la "maiorina" dándole el nombre de "decargyrus" o "maior pecunnia", acompañándola de 1/2 decargiro (o doble centenional) y del "nummus" (o centenional reducido), manteniendo aproximadamente los pesos establecidos por Graciano catorce años antes. En 395, en occidente, se declara como única moneda el centenional ("centenionalis nummus" o AE4), desapareciendo el fugaz decargiro, es decir la "maiorina". En oriente se seguiría acuñando una moneda de 2,5 g y 17 mm, cuyo nombre desconocemos, y que se suelen denominar como AE3, pero también como centenional, doble "nummus" o decargiro reducido.

"Decunx"

Ver "dextans".

"Decussa"
"Decussis"

Raro múltiplo del "aes grave" que apareció en la última fase de las monedas fundidas durante la República Romana (entre el 215 y el 211 a.C.) equivalía a 10 ases y fue sustituido por el denario.

"Denarii"  

Plural de "denarius".

Denario

"Denarius"

Moneda de plata cuyo origen se encuentra en las acuñaciones griegas de la Magna Grecia. El denario fue la primera moneda de plata romana de valor, peso y factura semejante al dracma griego de la época. Introducido entre el 214 y el 211 a.C. con un peso de 4,5 g (1/72 libras), como su propio nombre en latín indica equivalía a 10 ases librales ("deni asses").
Se marcaban con el signo "X" mostrando su valor, 10 ases.
A mediados del siglo II a.C., se revaluó y pasó a valer 16 ases, pero la marca "XVI" tan solo se indicó durante algunas emisiones de los años 141 y 140 a.C., volviendo de nuevo a la tradicional "X" que debió dar lugar a confusiones, porque se cambiaría durante el 136 a..C. por un signo similar a una estrella de seis puntas (*) que probablemente, era el  monograma de "XVI". A partir del 124 a.C. estas marcas de valor, pasaron a ser símbolos decorativos y no se ponían siempre; empleando indistintamente la X , la estrella o ninguno de ellos.
Fue una moneda muy apreciada tanto en la época de la República (su peso entonces era sobre 4,54 g) como durante el periodo del Alto Imperio. Se redujo a 3,89 g (1/84 libras) en tiempos de Augusto y a 3,41 g (1/96 libras) en tiempos de Nerón; permaneciendo en circulación hasta mediados del siglo III d.C. equivaliendo a 4 sestercios, eso sí, sufriendo sucesivas depreciaciones.
En tiempos de Valeriano y Galieno el denario dejó de ser de plata pasando a ser de vellón, pero es a finales del siglo III cuando aparecen acuñaciones oficiales de denarios de cobre, escasas monedas que serían sustituidas poco después por el follis durante la reforma de Diocleciano.
A lo largo y ancho del Imperio -en numerosas ocasiones- se emitieron denarios (normalmente acuñados pero también fundidos) que generalmente eran simples falsificaciones, si bien algunas veces pudieron ser piezas propiciadas por la escasez de metales nobles y emitidas en las cecas oficiales. Utilizaban aleaciones de baja ley e incluso simplemente cobre u otro metal de baja ley, recubierto de una fina capa de plata (ver "limes denarii" y denario forrado).
El denario se utiliza en el Bajo Imperio sólo como moneda de cuenta (sin existir como moneda), renace de nuevo en la Edad Media como "denar" y su influencia ha llegado hasta nuestros días ya que la palabra dinero, proviene precisamente del latín "denarius".
Más información en www.denarios.org: origen - tipología

Denario ibérico

Denominación que reciben comúnmente las monedas de plata de 3,6 - 4 g, acuñadas en la Hispania Citerior por los pueblos indígenas y bajo la dominación romana. Realmente desconocemos el nombre de estas monedas que mostraban leyendas en alfabeto ibérico, pero que eran acuñadas en ocasiones por pueblos no íberos (berones, vascones, celtíberos...). Posiblemente el "denario ibérico" fue la continuación de las dracmas de imitación emporitana acuñadas en la zona del NE peninsular, monedas que son citadas en las fuentes literarias como "Argentum Oscense".

Denario de
cobre / bronce
A lo largo y ancho del Imperio -en numerosas ocasiones- se emitieron denarios (normalmente acuñados pero también fundidos) que generalmente eran simples falsificaciones, si bien alguna veces pudieron ser piezas propiciadas por la escasez de metales nobles y emitidas en las cecas oficiales. Utilizaban aleaciones de baja ley e incluso simplemente cobre u otro metal de baja ley, recubierto de una fina capa de plata (ver "limes denarii" y denario forrado).
Es a finales del siglo III, con Aureliano, cuando aparecen por primera vez acuñaciones totalmente oficiales de denarios de cobre / bronce, escasas monedas que serían sustituidas poco después por el follis, durante la reforma de Diocleciano.

Denario de vellón

Nombre que reciben los denarios de baja ley, es decir que contienen poca cantidad de plata. Ver "limes denarii" y "denarius argenteus".

Denario dentado

Ver "denarius serratus".

Denario forrado

Moneda de la época que imitaba al denario, acuñada sobre una base de cobre u otro metal poco noble, recubierta de una fina capa de plata.
Ver artículo: "Las monedas forradas en la antigüedad".

Denario fronterizo

Ver "limes denarii".

"Denarius argenteus"

Con la reforma del emperador romano Diocleciano (286-296 d.C.) el denario recuperó el peso y la proporción de plata de los denarios acuñados en tiempos de Nerón y se llamó denario argénteo, para indicar claramente su composición (plata).
Moneda más conocida hoy simplemente por argénteo.
Inicialmente con un peso de 3,41 g (1/96 de libra) y equivaliendo a 5 follis de vellón o 1/14 del sólido áureo, fue perdiendo ley con el tiempo, en 301 ya eran solo 1/12 de áureo y con Constantino resultaba ser realmente una moneda de vellón bajo (argénteo de vellón, también llamado a veces denario de vellón). El argénteo perduró hasta tiempos de Juliano (año 361 d.C.).

"Denarius serratus"

El denario dentado o serrado tiene todo alrededor (en el borde) cortes en forma de dientes de sierra, presumiblemente estas muescas se hacían a mano en el cospel, antes de la acuñación. A finales del siglo II a.C. y sobre todo, durante el siglo I a.C. se utilizó en los denarios republicanos esta técnica para mostrar la bondad del metal, seguramente en un intento de evitar las falsificaciones de los denarios forrados. No lo consiguieron del todo ya que se conservan denarios a la vez dentados y forrados. Más información en www.denarios.org

"Dextans"

Rara moneda de bronce del sistema libral que se acuñó en tiempos de la República Romana (entre 211-208 a.C.) Múltiplo de la "uncia", equivalía a 10 onzas (272,8 g) y mostraba la cabeza de Ceres en su anverso y una "S" seguida de 4 puntos en el reverso.

Dicalco
"Dichalkos o dichalkon"

En los sistemas monetales griegos, fenicios y cartagineses, el dicalco era una moneda de bronce que tenia un valor de dos calcos.
Moneda de bronce introducida por el emperador romano Augusto en Aegyptus (Alexandria), que se acuñó hasta tiempos de Marco Aurelio, oscilando entre 12-15 mm y 1-2 g.

Didracma

La didracma o doble dracma, era una moneda de plata, llamada también "estátera", usada por los griegos.
A comienzos del siglo III a.C., los romanos encargaron a algunas ciudades de la Magna Grecia la confección de sus primeras monedas de plata, pero pronto las acuñarían ellos mismos. Siendo emitidas entre los años 280 y 211 a.C., las didracmas romanas constituyen el precedente para la acuñación del denario, que tuvo lugar a finales del siglo III a.C.

Dióbolo

Moneda griega de plata que equivalía a dos óbolos (sobre 1,5 g), es decir 1/3 de dracma.
Moneda de bronce introducida por Augusto en Aegyptus (Alexandria) que se acuñó hasta tiempos de Heliogábalo, con métricas entre 22-26 mm y 5-11 g.

Disiclo
"Dishekel"

Moneda de plata del sistema monetario fenicio y cartaginés, equivalente a dos shekel.

Doble centenional

Nombre con el que a veces se conoce a los centenionales más grandes (alrededor de 25 mm). (Ver centenional).

Doble denario

Nombre con el que a veces se conoce al antoniniano, dado que su valor era ese, dos denarios.

Doble "maiorina" Nombre que reciben los bronces del Bajo Imperio romano más grandes (entre 26-29 mm). (Ver "maiorina").

Doble sestercio

En tiempos del emperador romano Trajano Decio el sestercio pesaba tan sólo 20,5 g y se acuñó un doble sestercio con un peso de 41 g que -imitando a los antoninianos- mostraba al emperador con corona radiada.
Muerto Decio, esta moneda solo se volvería a acuñar en tiempos del usurpador galo Póstumo.

Dodecadracma Moneda griega de plata, equivalente a 12 dracmas.

"Dodrans"

Rara moneda de bronce del sistema libral que se acuñó en tiempos de la República Romana (entre 127-126 a.C.) Múltiplo de la "uncia", equivalía a 9 onzas (245,52 g) y mostraba la cabeza de Vulcano en su anverso y una "S" seguida de 3 puntos en el reverso.

Duplo

Término empleado en general para las monedas de bronce antiguas, que designa las piezas que pesan el doble de la unidad.

Dupondio
"Dupondius"

El dupondio o doble as, era primitivamente una gran pieza de bronce fundido, emitida por la República a finales del siglo III a.C. con la cabeza de Minerva en su anverso y la marca de valor "II".
Su etimología es clara, de "duo" (dos)  y "pondus" (peso), ya que dos pesadas de una libra son dos ases librales.
En época alto-imperial romana fue una moneda muy acuñada y normalmente se distingue porque la cabeza del emperador aparece tocada con la corona radiada, pero no siempre. Existen ases con la leyenda DIVVS o DIVO en los que el emperador lleva corona radiada como signo de divinización (no de dupondio) y del mismo modo, hay dupondios que no tienen la corona radiada.
Además, es necesario tener en cuenta el tipo de metal y los pesos guías de la época, ya que las series de oricalco o latón eran menos pesadas y se pueden confundir fácilmente los dupondios de oricalco con los ases de bronce.

"Dupondii"  

Plural de "dupondius".

Dracma

Unidad monetaria de plata griega, con valor de 6 óbolos (48 calcos) que tenía diferentes pesos en las diferentes "poleis" (la dracma ática eran 4,36 g, la corintia 2,90 g y la eginética 6,16 g).
Circuló también en la provincias Orientales en tiempos del Imperio romano, con motivos imperiales pero leyendas en griego y valor equivalente al denario.
Moneda de bronce que introdujo Nerón en Aegyptus (Alexandria) con un valor de 1/4 de denario y perduró hasta Aureliano, oscilando entre 30-36 mm y 12-28 g.

Escrúpulo

Ver "scripulum".

Estátera Primitiva moneda de oro griega que tenía diferentes pesos (la estátera ática eran 8,72 g y la eginética 12,60 g).
Las acuñaciones en plata con este mismo peso (didracmas) igualmente se llaman estáteras.
También reciben a veces este nombre los shekel de oro del sistema fenicio, si bien, es preferible este último término.
En la primitiva acuñación romana era solamente de plata. Ver "didracma".

Follis

El término follis, proviene del griego "phollis" y en latín significa saco o bolsa aludiendo al saco sellado en que los militares guardaban las monedas. El follis ha sido considerado hasta ahora como la moneda base de la reforma de Diocleciano del 293-294 d.C., pero posiblemente se trate sólo de una "unidad de cuenta".
Tal vez deberíamos llamar más propiamente "nummus" a esta moneda de bronce plateado (ver moneda plateada) con un módulo semejante al antiguo as (20-26 mm y 10,5 g).
Con el paso del tiempo el follis / "nummus" fue perdiendo su recubrimiento de plata, su peso y su tamaño, hasta llegar a los 1,30-1,95 g, por lo que se utilizan los términos de medio follis y cuarto de follis. La nomenclatura de toda esta época es incierta, el follis fue denominado centenional después de la reforma de Constantino, y pasaría a ser "moneta maiorina" con las reformas de Constante y Constancio II.

El follis reaparecería con fuerza a comienzos del Imperio bizantino, con un valor de 40 "nummi", convirtiéndose en la moneda básica de cobre/bronce, estando marcada por el numeral griego "M" o por los latinos "XXXX" en el reverso, y perdurando hasta finales del siglo XI.

Hecté Moneda griega de electro equivalente a 1/6 de estátera.

Hemidracma

Moneda griega de plata, equivalente a 1/2 dracma (alrededor de 2,2 g), es decir 3 óbolos.
Moneda de bronce introducida con Nerón en Aegyptus (Alexandria) que perduró hasta Heliogábalo, con medidas entre 28-30 mm y 10-15 g.

Hemióbolo

Moneda griega de plata, equivalente a 1/2 óbolo (sobre 0,3-0,4 g), es decir 1/12 dracmas.

Hemitetartemorion / hemitartemorion

Minúscula moneda griega de plata, equivalente a 1/8 de óbolo, es decir unos 0,09 g.

Hexacalco
"Hexachalkon"
En los sistemas monetales griegos, fenicios y cartagineses, el hexacalco era una moneda de bronce con un valor de seis calcos.
"Hexas" Ver litra.

"Jetón"

Nombre empleado para numerosos objetos o fichas y que a veces se aplica a los plomos monetiformes del mundo antiguo. (ver tésera monetal).
 

"Karshapana" Característica moneda de plata de forma rectangular de la India antigua. Su acuñación por una sola cara, la ausencia de escritura y sobre todo, los diferentes símbolos que distinguen las series (y tal vez los reinados, aunque no han sido descifrados claramente), diferencian a estas primitivas monedas de las acuñadas en el mundo griego.
Estas primitivas emisiones (siglos V-II a.C.) se basan en la plata, siendo su unidad de cuenta el “ratti”, la masa de la semilla de gunja de color escarlata que pesa 0,11 g. Las monedas principales se denominan: satamana, con un peso de 11 g (100 rattis) y karshapana con 3,5 g (32 rattis).

"Keration"

Ver silicua.

"Lepta" Plural de lepton.
"Lepton" Antiguo término hebreo con el que se designa la menor moneda de bronce acuñada en Judea en el siglo I a.C. (el plural de "lepton" es "lepta"). El "lepton" recibió el nombre de "mite" en la Biblia por lo que las monedas denominadas "widow's mites" o "monedas de la viuda" (aludiendo al pasaje evangélico en el que una viuda depositó algunas monedas en el arca de la ofrenda) son realmente "lepta" es decir, calderilla, las monedas de menor valor que circulaban por entonces en Judea.

Libra

Ver "litra".

"Limes falsa" Inicialmente este término, (propuesto por G. Elmer en 1933) agrupaba a todas las monedas fraudulentas que se emitieron en las fronteras romanas, pero actualmente, dada la cantidad de denarios de la dinastía Severa que, procedentes de los Balcanes, en las últimas décadas han inundado el mercado, hoy se entiende como "limes falsa" a monedas fundidas de bronce de gran tamaño (ases y sestercios), dejando el término "limes denarii" para los denarios citados.
Normalmente asociadas a las dificultades propias del abastecimiento a las tropas, se suele indicar que se acuñaban en las regiones fronterizas del Imperio romano para circular dentro de su propio entorno.
Sin embargo, monedas así ha aparecido lejos de las fronteras y aunque el debate está abierto, los estudios actuales apuntan más bien a que todas ellas eran emisiones fraudulentas (simples falsificaciones y/o copias bárbaras).

"Limes denarii"

"Limes denarius"

Denominados también "AE denarii" (plural), "AE denarius" (singular), denarios de cobre, de vellón o fronterizos, son monedas similares al denario romano, pero de menor peso y emitidas con metales de baja ley (diversas aleaciones de cobre, estaño y zinc).
Con el término "limes denarius" se suele agrupar a todo tipo de denarios no oficiales de la dinastía Severa, sin embargo, cuando presentan restos de plata deberíamos llamarles denarios forrados (falsificaciones). Del mismo modo, las piezas que resulta evidente son simples copias locales (imitaciones denominadas "bárbaras"), tampoco deben ser nombradas como "limes denarii".
Estas enigmáticas emisiones pueden ser tanto acuñadas como fundidas, a menudo con buen arte y otras veces simples invenciones, frecuentemente con errores, pero siempre asociadas a las fronteras, similares a los denarios pero de baja ley y propias de las dificultades de la inflación que existía en este periodo Severo.
Realmente desconocemos el origen y la función de los denominados "limes denarii". No parece haber estudios concluyentes sobre el tema, algunos creen que se trata de moneda fraudulenta, pero otros piensan que pudieran ser monedas de curso legal en áreas restringidas. Lo único relativamente claro es que se suelen encontrar hoy en día en las regiones fronterizas del Danubio.
Quizás era una forma de conseguir moneda fraccionaria. En lugar de partir las monedas, tal y como se hacía en los campamentos militares en siglos anteriores, tal vez prefirieron entonces emitir unos supuestos divisores en metales de baja ley. O tal vez, estas monedas constituían una especie de fichas, de pagos a cuenta para las tropas. La región fronteriza de los Balcanes era tremendamente inestable y seguro que tenían dificultades de aprovisionamiento de plata, más aún, pudieron preferir no utilizar metales preciosos para evitar que cayeran en manos del enemigo. Tiempo después, cuando el soldado o el comerciante retornaba a zonas más seguras, debería de tener el derecho de canjear estas emisiones de necesidad, por denarios oficiales. Interesantes hipótesis, pero que aún deben de ser demostradas.
Ver moldes para monedas falsas encontrados en Trier.

"Litra"

A partir de mediados del siglo V a.C., durante la dominación griega y hasta la llegada de los romanos, se acuñaron en Sicilia unas pequeñas monedas de plata de 0,86 g, con sus diferentes múltiplos (también en plata) según su peso, entre ellos: 2, 4, 5, 8, 10, 12 y 16 "litras", pasando a ser una moneda de oro en las denominaciones superiores, es decir: 20, 25, 30, 50 y 60 "litras".
Esta diminuta moneda de 0,86 g debía de confundirse fácilmente con los óbolos griegos y pronto se acuñaron piezas mayores en bronce, si bien su peso fue disminuyendo con el tiempo desde más de 30 g a menos de 10.
La "litra" de bronce se dividía en 12 "onkiai" (uncias) y existían por lo tanto divisores que se marcaban con su valor en puntos:
- Trias: 1/3 de "litra", es decir 4 "onkiai" y se marcaba con 4 puntos o rayas.
- Tetras: 1/4 de "litra", es decir 3 "onkiai" y se marcaba con 3 puntos o rayas.
- Hexas: 1/6 de "litra", es decir 2 "onkiai" y se marcaba con 2 puntos.
- Onkia: 1/12 de "litra", se marcaba con 1 puntos.

 En los tempranos tiempos de la República romana, a partir del año 273 a.C., se acuñaron unas pequeñas monedas de bronce entre 5 y 3 g para facilitar el comercio con Grecia que también llamamos "litras". Con la aparición de los "quadrigatus", alrededor del 225 a.C., esta moneda dejó de acuñarse.
Como unidad de peso la "litra" o libra romana, tenía 327,453 g y la "litra" siciliana 109 g.

Majorina
"Maiorina"

En la reforma conjunta de los emperadores Constancio II y Constante (348), se introdujeron una serie de monedas de bronce plateado o vellón bajo de tres pesos teóricos distintos: 5,5 g, 4,5 g y 2,7 g. Las denominaciones son confusas, J.P.C. Kent (RIC VIII) usa la nomenclatura de: "large" AE2, "small" AE2 y AE3, Damián Salgado indica: "maiorina" o "moneta maiorina", media "maiorina" y cuarto de "maiorina", mientras que otros autores prefieren usar: centenional y medio centenional. (D. Salgado interpreta que en esas épocas, centenional y "maiorina" designan a la misma moneda, siendo "maiorina" la denominación oficial, y centenional la popular).
Juliano II en su reforma (362) añade una pieza mayor, de bronce plateado  de unos 8,3 g, que Kent denomina AE1, mientras Salgado indica doble "maiorina". Durante Valentiniano I y Valente (364.378) se sigue emitiendo esta "pecunnia maior" o "maiorina" (AE1), pero sobre todo se acuña una moneda, ya sin liga de plata ni proceso de blanqueado alguno, de unos 3 g y 19 mm, que normalmente denominamos centenional (AE3).
Graciano, con su reforma (378), estableció unos pesos de 5 g, 2,5 g y 1,25, para su sistema de bronce, correspondiendo a las denominaciones de "maiorina" (AE2), centenional (AE3) y medio centenional (AE4). Entre 388 y 392 la única moneda de bronce producida en occidente fue el centenional reducido o "nummus".
En el año 392, Teodosio I restaura restaura la "maiorina" dándole el nombre de "decargyrus" o "maior pecunnia", acompañándola de 1/2 decargiro (o doble centenional) y del "nummus" (o centenional reducido), manteniendo aproximadamente los pesos establecidos por Graciano catorce años antes. En 395, en occidente, se declara como única moneda el centenional ("centenionalis nummus" o AE4), desapareciendo el fugaz decargiro, es decir la "maiorina". En oriente se seguiría acuñando una moneda de 2,5 g y 17 mm, cuyo nombre desconocemos, y que se suelen denominar como AE3, pero también como centenional, doble "nummus" o decargiro reducido.
(No es de extrañar que haya triunfado la denominación anglosajona -respaldada por el RIC- con sus simples: AE1, AE2, AE3 y AE4).

Medallón

En el Alto Imperio romano ya se habían acuñado con carácter esporádico (tal vez conmemorativo) pero fue a partir de Diocleciano, cuando se acuñaron en mayor medida estos grandes módulos de bronce mayores de 30 mm que genéricamente denominamos medallones.

Medallón contorneado

Ver "contorniate".

Medio denario Nombre con el que a veces se conoce al quinario.

Medio follis

Denominación que a veces se da al follis reducido (de bajo peso) del Bajo Imperio romano, pero sería a raíz de las reformas monetarias de finales del siglo V, cuando esta moneda de bronce, divisora del follis, fuera ampliamente utilizada en el Imperio bizantino, siendo marcada con el numeral griego "K" o los latinos "XX" en el reverso y teniendo un valor de 20 "nummi".
Durante el siglo VIII los divisores del follis desaparecen casi por completo, dejando al follis durante tres siglos como prácticamente la única moneda de bronce oficial.

Media "maiorina"

En las reformas de los emperadores romanos Constancio II y Constante se introdujo este divisor de la majorina. (Ver "maiorina").

Miliarense
"Miliarensis"

Del latín "miliarensis", el miliarense fue una moneda de plata introducida por el emperador romano Constantino I, que equivalía a 1/1.000 libras de oro (de ahí su nombre), con un peso de 4,5 g, algo superior al denario argénteo de Diocleciano, que desapareció debido a su baja ley.
Su equivalencia era de 1/12 sólidos de oro o 2 silicuas y existieron múltiplos de hasta tres miliarenses.
Continuó acuñándose esporádicamente en los primeros reinados del Imperio bizantino y fue reduciendo su peso hasta los 3-3,5 g, siendo entonces denominado miliarense ligero.

Miliarense fuerte Pieza de plata con 5,4 g aproximadamente. Moneda creada en la reforma de Constancio II.

Mina

Unidad de peso originaria del sistema babilónico equivalente a 1/60 del talento. Hubo dos versiones, una ligera (sobre 455 g) y otra pesada (aprox. 1000 g), pero su valor variaba dependiendo de la zona y/o época (ver talento).

Mite Ver "lepton".
"Nomisma" Es el nombre griego del sólido o moneda básica de oro. Acuñado desde tiempos de Constantino el Grande para sustituir al áureo, fue utilizado profusamente por el Imperio bizantino bajo los nombres de histamenon nomisma y tetarteron nomisma, perdurando hasta bien entrada la Edad Media.
También este vocablo designaba en Roma a las acuñaciones destinadas a diversos usos no monetarios, lo que hoy denominamos medallas.

"Nomos"

Nomos (AR Nomos) es el nombre que reciben las monedas de plata que tienen un peso y tamaño similar al didracma, y fueron acuñadas en las ciudades griegas del sur de la península Itálica.

"Nummi"

Plural de "nummus".

"Nummus"

Vocablo de origen griego "noummia / nummia" que literalmente significa pequeño, con el que los romanos denominaban genéricamente al dinero o más exactamente a la moneda, a las piezas metálicas acuñadas y por lo tanto, era sinónimo de "moneta".
Inicialmente tenía el mismo sentido restringido que daban los griegos de Sicilia a una pequeña moneda de plata de una décima de peso de la estátera, nombre que pasó a su equivalente romano en los primeros sestercios "nummus sestertius".
Las monedas del Bajo Imperio romano que actualmente llamamos follis seguramente eran entonces denominadas como "nummus", sin embargo, hoy en día conocemos genéricamente como "nummus" solo a las diminutas monedas -también llamadas AE 4- de finales del Bajo Imperio.
Con el Imperio bizantino los "nummi" ("nummi" es el plural de "nummus") fueron muy utilizados como unidad de cuenta, sus múltiplos son muy abundantes, tanto en bronce como en plata y suelen estar marcados con numerales griegos.
Los pueblos bárbaros (ostrogodos, vándalos, etc.) también acuñarían múltiplos del "nummus", normalmente utilizando los numerales latinos para indicar su valor.

Óbolo

Pequeña moneda griega de plata de 0,60-0,73 g que equivalía a 1/6 de dracma y también a 8 calcos.
Moneda de bronce introducida por Augusto en Aegyptus (Alexandria) que se acuñó hasta tiempos de Antonino Pío, variando entre 18-20 mm y 3-6 g (el óbolo inicial griego era de plata)

Onza Ver uncia.
"Ounkia" "Onkia" Ver uncia.

"Ounkiai" "Onkiai"

Plural de "Ounkia / Onkia"

Pentadracma Moneda griega de plata, equivalente a 5 dracmas.

"Pentassarión"

5 assaria, ver "assaria"

Pentóbolo Moneda griega de plata, equivalente a cinco óbolos (unos 3,5 g).

Plomo monetiforme

Ver "tésera monetal".

Potín Aleación de bronce mezclado con plomo utilizada por los pueblos celtas, que da nombre a unas monedas que tienen la particularidad de ser fundidas (no acuñadas). Las tetradracmas de vellón acuñadas por los romanos en Alejandría a partir de mediados del siglo III no tienen prácticamente nada de plata, apareciendo en su lugar porcentajes de plomo y estaño relevantes (alrededor del 20%), por lo que reciben el nombre de tetradracmas de potín.
"Prutah" Antiguo término hebreo con el que se designa una pequeña moneda de bronce, acuñada en Judea en el siglo I a.C., con el valor de 2 "lepta" (el plural de "prutah" es "prutot"). Durante el siglo I d.C., con la dominación romana, se continuó acuñando el "prutah" con sus antiguos símbolos, pero con leyendas en griego haciendo referencia a los emperadores.
"Prutot" Plural de "prutah".

"Quadrans"

El cuadrante fue una moneda de bronce de pequeño tamaño pero bastante gruesa que durante la República Romana llevaba la efigie de Hércules tocado de la piel de león en su anverso. Su marca de valor eran 3 puntos y equivalía a 3 onzas (1/4 del as libral).
Con el sistema semuncial, ya en tiempos del Alto Imperio se continuó acuñando con el mismo valor (1/4 de as) pero siendo una moneda más pequeña.

"Quadrantis"

Plural de "quadrans".

"Quadrigatus"

Los didracmas que en los primeros tiempos de la República Romana mostraban una cuadriga (carro con cuatro caballos) en su reverso, son denominados a veces "quadrigatus" (cuadrigato).

"Quadrussis"

Moneda republicana romana de bronce, en realidad un lingote, equivalente a 4 ases librales.

"Quartuncia"

La moneda de bronce más pequeña del sistema semi-libral que pesando entre 3 y 4 g se acuñó solamente en tiempos de la República Romana (entre los años 217 y 215 a.C.). Llamada "silicus", este divisor de la "uncia", equivalía a 1/4 de onza (1/48 de as).
Posteriormente con el sistema libral, se denominó así a un múltiplo de la "uncia" que equivalía a 4 onzas.

Quaternión

Llamada también quaternio, era una moneda de oro múltiplo del áureo (equivalía a 4 áureos) y tenía un módulo de 30 mm Acuñada en tiempos del emperador romano Augusto, en realidad debe considerarse una medalla o pieza conmemorativa, más que una moneda.

Quilate

Ver "siliqua".

"Quinarii"

Plural de "quinarius".

Quinario
"Quinarius"

Moneda de plata (quinario argénteo) también llamada medio denario, que equivalía a 5 ases o 1/2 denario; es decir, era un divisor del denario y se marcaba con una "V" para mostrar su valor de 5 ases.
Después, sobre el 211 a.C., el denario pasó de 10 a 16 ases, por lo tanto el quinario argénteo eran 8 ases.
Durante la República hubo un quinario de oro (quinarius aureus) con un valor de 1/2 áureo y que continuó acuñándose en todo el periodo imperial.
En la decadencia del Imperio romano, a partir de Aureliano, se emitieron quinarios de vellón y finalmente de solo bronce.
La etimología de "quinarius" es semejante a la de "denarius". Significa moneda de cinco ases (quini asses).

Quinensis
"Quincussis"

Moneda republicana romana de bronce, en realidad un lingote, equivalente a 5 ases librales.

"Quincunx"

Moneda de bronce del sistema libral que se acuñó en tiempos de la República Romana (entre 211-208 a.C.) con un peso entre 26 y 17,5 g. Múltiplo de la "uncia", equivalía a 5 onzas y mostraba la cabeza de Apolo en su anverso y 5 puntos en el reverso.

Radiado Con la reforma de Diocleciano (293-294) despareció el antoniniano, pero algunas cecas como Carthago, Cyzicus, Ticinum o Londinium, continuaron durante un par de décadas manteniendo la tradición de la corona radiada.
Radiado, radiado post-reforma o fracción radiada son los nombres con los que conocemos a este tipo de monedas.
"Satamana" Ver "karshapana"

"Scripulum"
"Scrupulum"

Procedente del latín "scripulum" y del griego "gramma", es un pequeño valor del sistema ponderal romano que equivalía a 1/24 parte de la uncia, es decir a 1,137 g.
El escrúpulo fue una moneda de oro creada en la reforma de Constantino de 1,7 g y acuñada con el valor de uno y medio "scripulum", es decir equivalente a 3/8 de sólido áureo (9 silicuas). Posiblemente, dada la inconveniencia de su valor, fue sustituida por el tremissis (1/3 sólido). Posteriormente, en el Imperio bizantino se acuñaron monedas de plata de seis escrúpulos (el denominado hexagramma). 

"Sela" Nombre que reciben las monedas de plata reacuñadas sobre las tetradracmas romanas coevas, en Judea, durante la Segunda Revuelta Judía (132-135 d.C.).

"Semis"

En tiempos de la República Romana era una moneda de bronce con la cabeza de Saturno, que equivalía a 1/2 del as libral y su marca era S (= 6 onzas).
En la época imperial, el semis se acuñaría en una doble serie de bronce (6,8 g) y latón u oricalco (3,4 g).

"Semissis"

Plural de "semis". Del griego "semission", moneda de oro introducida en la reforma de Constantino el Grande, equivaliendo a 1/2 del sólido áureo o 12 silicuas, con un peso de 2,27 g.
Continuó acuñándose durante durante gran parte del Imperio bizantino, hasta finales del siglo XI, con la reforma de Alejo I.

Semiuncia
"Semuncia"

La moneda de bronce de menor tamaño del primitivo sistema libral (aprox. 11-13g), su marca era Σ (sigma).
La semuncia era un valor del sistema ponderal romano que equivalía a 1/2 onza, es decir 1/24 as libral (13,64 g).

"Septunx"

Rara moneda de bronce del sistema libral que se acuñó en tiempos de la República Romana (entre 211-208 a.C.) Múltiplo de la "uncia", equivalía a 7 onzas, es decir, 7/12 de as.

"Serratus"

Ver "denarius serratus"

"Sescuncia"

Valor del sistema ponderal romano que equivalía a 1 y 1/2 onzas.

"Sestertium"

Para expresar una cifra en sestercios, además de la abreviatura corriente HS por escrito, si era de uno a mil, se empleaba la forma "sestertius" en concordancia: "unus sestertius, centum sestertii, mille sestertii...". Para más de mil, se empleaba el genitivo plural, bajo la forma "sestertium", no "sestertiorum", es decir: "tria milia sestertium, decena milia sestertium...".
La forma "sestertium" llegó a entenderse como un sustantivo neutro, con el significado de mil sestercios.
Así, "tria sestertia" eran tres mil sestercios, "ducenta sestertia",doscientos mil sestercios, etc. También es frecuente que se empleen los adjetivos distributivos: "bina sestertia" para dos mil sestercios, "centena sestertia", cien mil sestercios...
Los millones se expresaban con perífrasis como "decies centena milia sestertium" para diez veces cien mil (es decir, un millón de) sestercios, o sin la palabra "centena" y poniendo "sestertius"(en singular) en el caso que exigiera la sintaxis, con el significado de cien mil sestercios: "vicies sestertio amplo emere", que traducido sería, comprar por más dos millones (veinte veces cien mil) de sestercios.

"Sestertii"

Plural de "sestertius".

Sestercio
"Sestertius"

Inicialmente (siglo III a.C.) durante la República, el sestercio (nummus sertertius) fue una moneda de plata de 1,13 g divisora del denario (1/4 denario o bien 1/2  quinario).
Del latín "semis-tertius", para indicar dos unidades mas la mitad de la tercera unidad, es decir, 2 1/2 ases, se representaba con las letras LLS ("duae librae et semmis", indicando su valor: dos libras y medio as), por I.IS y más frecuentemente por IIS o HS
Superado el sistema libral, esta pequeña moneda de plata desapareció en tiempos de César y hacia el 43 a.C. fue sustituida por emisiones más pesadas de bronce, siendo acuñados por el Senado con un módulo de 31-29 mm y 27 g y continuando con su valor de 1/4 de denario, aumentando por tanto su equivalencia de 2 1/2 a 4 ases.
En la época imperial, el sestercio se acuñaría en dobles series de bronce y latón (oricalco), con pesos oscilando entre 25 y 28 g y se mantendría en circulación hasta finales del siglo III d.C., reduciendo su peso hasta los 20-22 g.
Ver doble sestercio.

Sextante
"Sextans"

El sextante fue una moneda de bronce de pequeño tamaño, usada en los primeros tiempos de la República Romana y divisionaria del as.
Equivalía a 1/6 del as libral (2 onzas) y en los primeros tiempos de la República llevaba la cabeza de Mercurio tocado con su petaso alado en su anverso y 2 puntos indicativos de su valor, en su reverso.

"Sextantis"

Plural de "sextans".

Sextercio Debe decirse sestercio. Error debido seguramente al cruce con el ordinal "sexto".

"Sextula"

Valor del sistema ponderal romano que equivalía a 1/6 de onza.

Siclo Médico
"Siglos"
Moneda persa de plata con un peso de 1/45 minas babilónicas (11,2 g) cuya mitad (5,6 g) es el llamado siclo médico.
A su sistema ponderal pertenece también el dárico de oro (10 monedas de plata de 11,2 g o bien 20 de 5,6 g).
Nota ) el antiguo término español "siclo" procedente del griego siglos y del latín "siclus", es cada vez menos utilizado y se prefiere usar el término griego "siglos".

Siclo
"Shekel"

Unidad de peso con grandes variantes (desde 9,40 g en el sistema fenicio de Siria-Tiro, hasta 7,20 g en el sistema cartaginés) que se utilizó normalmente como unidad monetal de plata (siclo) con un valor original de 1/60 de mina, equivalente a 100 unidades Ae (calcos).
El trishekel y dishekel como múltiplos y el 1/2 y 1/4 siclo como divisores, eran otras monedas fundamentales del sistema monetario fenicio-púnico. La fracción más pequeña era agorá (1/20-1/25 shekel).
A su sistema ponderal pertenecen también el oro y el bronce. El shekel de oro se denomina también estátera.
Nota ) el antiguo nombre español "siclo" procedente del griego "siglos" y del latín "siclus", es cada vez menos utilizado y se prefiere shekel, término de origen fenicio "škl".

Silicus

Ver "quartuncia".

Silicua
"Siliqua"

Como unidad de peso del sistema griego, se introdujo en Roma en la época del Imperio la silicua (en griego "keration") que equivalía en todo el Mediterráneo desde muy antiguo a 0,189 g (el peso de la semilla del algarrobo) y de ahí se dedujo el quilate, una medida para indicar la pureza de los metales.
Actualmente seguimos midiendo la pureza del oro con el patrón de los 24 quilates y el peso de las gemas preciosas  también lo indicamos en los antiguos quilates (0,2 gramos) provenientes de las curiosamente constantes semillas de algarrobo.

Unidad de cuenta romana equivalente a 1/24 de sólido áureo. Convencionalmente se designa también con este nombre a la moneda de plata de la reforma de Constantino en donde un sólido áureo debería tener 24 quilates (silicuas de peso) o sea 4,536 g de oro puro. Inicialmente la silicua como moneda de plata tenía un peso similar (3,4 g) al argénteo de Diocleciano, pero a partir de Constancio II se fue reduciendo hasta llegar a los 2,25 g.
La silicua equivalía entonces a 1/24 del sólido áureo, medio miliarense o 83,33 denarios y se mantuvo así en la reforma de Constancio II. Se acuñaron también subdivisiones de 1/2 silicua y 1/3 de silicua.

En los dos primeros siglos del Imperio bizantino continuó acuñándose esta moneda de plata con el valor de 1/24 del sólido, es decir, 300 nummi. Existieron varios divisores de la silicua (1/2, 1/3, 1/4 y 1/8)  que suelen llevar marcado en numerales griegos su valor en nummi.

"Solidi"

Plural de "solidus".

Sólido
"Sólidus áureus"

Moneda de oro de 4,548 g (1/72 libras romanas) que sustituyó al áureo de 5,4 g con la reforma de Constantino el Grande, primero en Occidente (309-310 d.C.), y después de la derrota de Licinio (324 d.C.) en Oriente.
El sólido áureo, equivalía a 24 silicuas (pesaba 24 quilates) o 2.000 denarios.
Se mantuvo en la reforma del emperador romano Constancio II y circuló desde el comienzo del Imperio bizantino (su nombre en griego era "nomisma") hasta mediados del siglo X, cuando el histamenon tomaría el lugar del sólido como patrón de peso de la moneda de oro bizantina, durante el reinado de Nicéforo II (963-969).

"Statera" Nombre que a veces recibe la "estátera".

Talento
"Talentum"

Ponderales originarios del sistema babilónico, un talento era una unidad superior de cuenta, equivalente a 60 minas.
El talento y las minas fueron unidades de peso muy usadas en las civilizaciones en el mundo antiguo, pero tenían diferentes equivalencias según la zona.
El "talentum" se empleaba para referirse a elevadas cantidades de dinero, aunque debido a las sucesivas pérdidas de peso de las monedas, en realidad un talento era una suma variable de dinero.
Ejemplos de sistemas ponderales y monetarios:
Caldeo - Asirio.
Talento (32,7 Kg) = 100 minas (327 g)
1 mina = 60 siclos (5,46 g)
Sistema Ático - Helénico:
Talento (26,178 Kg) = 60 minas (436 g)
1 mina = 100 dracmas (4,36 g)
1 dracma = 6 óbolos (0,72 g)
Alejandrino:
Talento (52,356 Kg) = 60 minas (872 g)
1 mina = 200 dracmas (4,36 g)
Itálico - Romano:
Talento (32,400 Kg) = 100 libras (324 g)
1 libra = 12 onzas (27 g), 1 onza = 8 dracmas/denarios  (3,36 g)

Ternio

Moneda romana de oro equivalente a tres áureos que se acuñó muy esporádicamente en época imperial.

"Teruncius"

Teruncia, moneda de bronce del sistema libral acuñada en tiempos de la República Romana. Múltiplo de la "uncia", equivalía a 3 onzas.

Tésera
monetal

Al igual que ocurriera con las "tesseras nummariae" o téseras (que en las ciudades griegas se denominaban "símbolas"), sobre todo entre los siglos II a.C. y I d.C., los pueblos sometidos por Roma acuñaron téseras monetales de plomo, que denominamos frecuentemente como "plomos monetiformes".
La falta de fluidez monetaria trajo consigo en algunos ámbitos mineros (y también agrícolas), emisiones específicas para intentar paliar la escasez de numerario. Son objetos monetiformes con valor fiduciario sólo dentro de ciertas zonas en las que la administración les concede esa garantía.
Se utilizaron en áreas mineras o agrícolas incorporando a Vulcano (las mineras) o ánforas (las agrarias), o bien con diseños similares a las monedas de su zona. Existen evidencias de que algunas ciudades galas, otras del norte de África y Egipto, y también en numerosas cecas del sur de Hispania, se acuñaron este tipo piezas (seguramente de poco valor), pero desconocemos su equivalencia.
No confundir con las monedas de plomo, piezas de circulación más amplia y acuñadas por otras razones. Ver monedas de plomo.

Tetartemorion / Tartemorion Minúscula moneda griega de plata, equivalente a 1/4 óbolo, es decir unos 0,18 g
Tetradracma Inicialmente fue una moneda griega (4 dracmas), pero también, es el nombre que reciben las monedas provinciales romanas acuñadas en la parte oriental del imperio (actual Egipto, Grecia, Turquía, Siria, etc.) con leyendas en griego. Al principio eran de plata, después fueron de vellón  y en tiempos romanos (en Alejandría) acabaron siendo de un tipo de vellón bajo que denominamos potín.

Tetradracma
cistofórica

Ver "cistóforo".

Tetradracma de Vellón / Potín

Moneda de vellón introducida en tiempos del emperador romano Tiberio en Aegyptus (Alexandria), con un valor similar al denario y aunque su contenido en plata fue decayendo, se acuñó sin interrupción hasta tiempos de Diocleciano (246 d.C.). Sus medidas en el siglo I y II d.C. variaron entre 23-26 mm y 10-14 g, pasaron a 19-25 mm y 8-14 g en el siglo III y finalizaron en 17-21 mm y 5-12 g a finales del siglo III.
En el siglo III su cantidad de plata era ya menor del 10% (acabaría siendo menor del 2%), mientras aumentaba la presencia de estaño y plomo, recibiendo el nombre de tetradracma de potín.

"Tetrassarius"

Rara moneda republicana romana que equivalía a 4 ases.

Tretróbolo

Moneda griega de plata, equivalente a cuatro óbolos (sobre 2,9 g) y también equivalente a 1/6 parte del tetradracma.

Trémisis
"Tremissis"

"Triens"
Tremis
Triente

Del latín "tremissis / triens", en griego "trimission" y en español trémisis o triente, todas esas palabras son equivalentes y representan tercera parte de algo.
Inicialmente, el triente o "triens" era una moneda de bronce de pequeño tamaño que equivalía a 1/3 del as libral, es decir, a 4 onzas. En los primeros tiempos republicanos de Roma, mostraba la efigie de Minerva con el casco corintio en el anverso y su marca eran 4 puntos.
El trémisis o "tremissis" fue una moneda de oro acuñada a partir del emperador romano Constantino el Grande con valor de una tercera parte de un sólido áureo y continuó acuñándose durante durante gran parte del Imperio bizantino, hasta la reforma de Alejo I (1092).
Del mismo modo, con las palabras "triens"  / tremis / triente denominamos a las monedas de oro visigodas, monedas que en principio eran simple imitación de los "tremissis" romanos o bizantinos.

"Tetras" Ver litra.

"Tressis"

Raro múltiplo del "aes grave" que apareció en la última fase de las monedas fundidas (entre el 215 y el 211 a.C.) y equivalía a 3 ases y pesaba una libra (327 g).

"Trias" Ver litra.
Tridracma Moneda griega de plata, equivalente a 3 dracmas, que con menor ley (vellón) continuó acuñándose en algunas cecas orientales durante la dominación romana.
Trihemióbolo Pequeña moneda griega de plata, equivalente a un óbolo y medio (sobre 1 g).

Trióbolo

Moneda griega de plata, equivalente a tres óbolos (2,2 g), es decir equivalente al hemidracma.

"Tripondius"

Moneda republicana romana múltiplo del as, equivalente a 3 ases, su marca era III.

Trisiclo
"Trishekel"

Moneda de plata del sistema monetario fenicio y cartaginés, equivalente a tres shekel.

Tritetartemorion / tritartemorion

Pequeña moneda griega de plata, equivalente a 3/4 óbolo, es decir unos 0,54 g.

"Uncia"

Del griego "onkia / ounkia", la onza fue una moneda de bronce de pequeño tamaño, usada en los primeros tiempos de la República Romana y divisionaria del as. Equivalente a 1/12 as libral y con un peso de 27,284 g, mostraba la cabeza de Roma en el anverso y su marca de valor era un punto en el reverso.
Ver litra.
La onza como unidad ponderal, tenía sus múltiplos y divisores: la triple onza o "teruncia"; la de cuatro onzas o "quartuncia"; la de cinco o "quincunx"; la de seis o "sextula", la de siete o "septunx", la de ocho o "bes"; la de nueve o "dodrans"; la de diez o "dextans/decunx" y la media onza o "semuncia".

"Unciae"

Plural de "uncia".

"Vicessis"

Moneda republicana romana múltiplo del as, equivalente a 20 ases.

Victoriato
"Victoriatus"
A partir del 220 a.C. se acuñó esta moneda de plata de 3,4 g, que equivalía a 3 sestercios (7,5 ases) y llevaba la figura de una Victoria. Curiosamente, en Hispania se acuñaron dobles y medios victoriatos y en Sicilia medios. Parece que fue acuñado fundamentalmente de cara al comercio exterior.
El victoriato era similar al dracma griego y se usó desde el final de la segunda Guerra Púnica, perdiendo con el tiempo su valor (hacia el año 100 a.C. pesaba 1,95 g) hasta ser equivalente a un quinario o 1/2 denario.
Widow's Mite "Monedas de la viuda". Ver "lepton".
"Yejud" Nombre que reciben las pequeñas monedas de plata (equivalentes normalmente a óbolos y hemióbolos) que fueron acuñadas Judea de forma autónoma por las autoridades judías durante la dominación persa (siglos VI-IV a.C.). Algunas de estas monedas copian los tipos atenienses de la lechuza y llevan la inscripción en arameo Yehud (יהד, YHD).
"Zuz" Nombre que reciben las monedas de plata reacuñadas en Judea, durante la Segunda Revuelta Judía (132-135 d.C.), sobre los denarios o las dracmas circulantes entonces por la zona. (El plural de "zuz" es "zuzim").
"Zuzim" Plural de "zuz".

Nota) Los términos latinos, griegos, etc. figuran "entrecomillados"

 

 

Links recomendados

¿Qué costaba mantener al ejército romano?
Sistema monetario romano  |  Técnicas de fabricación
Breve historia del denario  |  Tabla general de equivalencias
Darío Sánchez:  1 - - - - - - - - - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 - 18
Kenneth W. Harl:  1  -  2  -  3  -  4

 

 

Imágenes a escala y pesos de las monedas romanas

Se pueden ver imágenes de -prácticamente- todos los tipos de monedas emitidas por la civilización romana
durante casi un milenio y se incluyen los pesos de referencia.

Todas las monedas están a escala, teniendo en cuenta que los denarios mostrados tienen un diámetro de 18 mm

 

IMÁGENES A ESCALA      ---     Ampliar las monedas haciendo clic en cada grupo

 


 

 Otros GLOSARIOS de esta WEB 
Glosario de numismática antigua
Tipos de monedas bizantinas
Algunas divinidades
 Alegorías y animales mitológicos
Tipos de monedas españolas