Índice de artículos
CONTRAMARCAS
en las monedas de Hispania Antigua

 

Introducción Generalidades Bibliografía - Links
Feno-púnicas Griegas Ibéricas Hispanorromanas
 
Animales, objetos
y otros símbolos
Letras simples Varias letras Varias letras juntas
(anexadas)
Monedas hispánicas
contramarcadas
de Tesorillo.com

 


 

INTRODUCCIÓN
Contramarcas o resellos monetales en Hispania Antigua

El estudio más completo sobre las contramarcas del mundo antiguo es el "Greek Imperial Countermark. Studies in Provincial Coinage of the Roman Empire" (GIC), de Christopher J. Howgego (Londres 1985), pero se centra en la zona oriental del Mediterráneo y por lo tanto no cubre los resellos aplicados en las monedas de la península Ibérica.

Tras los completos trabajos, allá por mediados del siglo pasado, de J. M. Vigo Llagostera (1952) y Antonio M. de Guadán (1960), han aparecido docenas de estudios sobre las contramarcas específicas de un tipo de moneda, de una zona o una ceca hispana, pero parece que nadie ha abordado en profundidad el tema de los resellos en la amonedación de la antigua península Ibérica.

 Ciertamente los resellos sobre moneda provincial romana (que sin duda son los más numerosos) sí que han sido estudiados por diversos autores, entre los que destaca Pere Pau Ripollès, quien junto con A. Burnett y  M. Amandry, en el "Roman Provincial Coinage" (Vol. I, London-París, 1992), recoge 100 contramarcas hispánicas. Este mismo autor ampliaría el tema en su libro: "Las acuñaciones provinciales romanas de Hispania" (Madrid, 2010), enumerando nada menos que 181 tipos de contramarcas, dibujándolas con esmero pero describiéndolas muy someramente y sin entrar prácticamente nunca en su significado o posible interpretación. El posterior trabajo de L. Villaronga y J. Benages: "Ancient Coinage of the Iberian Peninsula" (Barcelona, 2011), presenta 192 contramarcas pero no supone ningún avance sobre el tema, ya que tan solo contempla los resellos sobre las monedas romanas y tampoco entra a describir o interpretar nada. La revisión del trabajo de Guadán sigue haciéndose esperar.

Al igual que sucedía con las acuñaciones, en donde el anverso de las monedas quedaba reservado para el culto al emperador, mientras que en el reverso se mostraban los temas locales (municipales), parece claro que las contramarcas relacionadas con asuntos municipales se estampaban en los reversos de las monedas y que los anversos se contramarcaban con temas imperiales (y militares). Pero lo cierto es que sabemos muy poco del fenómeno del contramarcado en Occidente, asunto ciertamente complejo y dado a la especulación. Quedan aún muchos interrogantes, ciertamente los investigadores tienen una vasta tarea por delante. Mientras tanto, y sin mayor pretensión que el propio aprendizaje y la divulgación, yo procuraré ir completando y depurando este artículo, por lo que agradeceré cualquier aportación, consulta o sugerencia.

Por último, pero no menos importante, deseo agradecer a mis amigos José Martínez, M. Ángel Acosta, Iñigo Orea y Benjamín, los apoyos que me han dado, los libros que me han prestado y las imágenes u oportunidades que me han proporcionado. ¡Muchas gracias!

Madrid (España), 15 de mayo de 2005.
(Última revisión: abril 2014)
mapila  

Volver arriba 

 



GENERALIDADES
Contramarcas o resellos monetales en Hispania Antigua

La estampación de contramarcas es un fenómeno común en el mundo antiguo del que no fue ajeno la abundante amonedación de Hispania Antigua, (ver: "Las monedas contramarcadas en la antigüedad").

El contramarcado es una forma rápida y barata de convertir monedas foráneas en propias, reteniendo las piezas para circular en el ámbito del que las resella. En otros casos fue una operación para devaluar o legalizar piezas muy gastadas, ya que el valor de una moneda puede verse modificado o su uso revalidado mediante estos resellos; pero la función del contramarcado debió ser mucho más amplia, hay multitud de resellos presentes en Hispania (se conocen alrededor de 200 tipos) y de muchos de ellos desconocemos aún su origen o significado.

De todos los periodos monetarios de la Hispania romana, es durante la dinastía Julio-Claudia cuando se observa la mayor variedad y cantidad de monedas reselladas, sin duda debido a que con el cierre de cecas occidentales el suministro de moneda fue decreciendo paulatinamente entre los reinados de Augusto y Claudio. Ver cronología de las monedas provinciales romanas de Hispania sobre las que aparecen algunas de las contramarcas más frecuentes. Es de destacar que similar fenómeno se dio en el resto de las Provincias limítrofes del Imperio.

Las monedas contramarcadas son prácticamente siempre bronces, siendo la mayoría de las veces unidades/ases pertenecientes a Augusto y Tiberio, y en menor medida a Calígula. Los resellos tienen casi siempre un carácter local, no se hace referencia a victorias imperiales o cambios de titulatura del emperador. Sin embargo, hay que hacer notar que Hispania parece ser la provincia que antes se inicia en el hábito de las contramarcas, pues tenemos ejemplos de monedas reselladas en los años 90 a.C., es decir, casi 100 años antes que en el resto del mundo romano. Las últimas contramarcas hispanorromanas corresponden a la época de Nerón, cuando ya todas las cecas hispanas habían sido cerradas.

Gran parte de las contramarcas utilizan caracteres o símbolos latinos, existen algunas con signos o ibéricos y solo conocemos un tipo de resello que utiliza el griego (ver as de Tiberio mostrado al final de esta misma página). Los tipos de marcas son muy variadas y difíciles de sistematizar, si bien se suelen diferenciar por su objetivo y significado en clasificaciones de este tipo:

  • 1.- Contramarcas legionarias que se utilizaron en un contexto militar, seguramente para indicar la propiedad de la moneda, como la cabeza de águila presente sobre todo en las monedas de Calagurris y Turiaso, el jabalí asociado a la Legio X Gemina sobre monedas de Clunia, la punta de lanza de la Legio VI Victrix y una especie de herradura presente en Cascantum (¿Legio IIII Macedonica?).

Los resellos LX  y X (Legio X Gemina), LA  (¿Legio V Alaudae?) y L.VI (Legio VI Victrix) también son marcas legionarias. En algunos casos este tipo de contramarcas incluyen un nombre personal y se consideran como marcas de donaciones, pero en Hispania no aparecen nombres personales junto a las marcas legionarias, por lo que se cree que la necesidad de mantener dinero circulante en los campamentos militares fue la causante de estas contramarcas, si bien, no debieron de lograr del todo su propósito, a juzgar por la cantidad de moneda partida que conocemos procedente de estos ambientes castrenses.

Es de destacar la coincidencia de este tipo de contramarcas en las cecas del curso medio del río Ebro, la cabeza de águila aparece en emisiones de: ceca del NO, Clunia, Calagurris, Graccurris, Cascantum, Turiaso, Osca, Caesaraugusta, Lepida, Celsa, Bilbilis, Ercavica, Segobriga, Emerita, Emporiae, Colonia Romula, Carthago Nova y Caesarea (Mauretania), mientras que la marca LA está presente en: Calagurris, Turiaso, Caesaraugusta, Celsa, Bilbilis, Ercavica, Colonia Patricia, Saguntum, Segobriga, Carthago Nova, y algo similar sucede con el resto de contramarcas militares.

Ver artículo: Una moneda singular: AE norteafricano contramarcado con la "cabeza de águila" de la Tarraconense.

  • 2.-- Resellos que indican el nuevo valor adquisitivo de la pieza, al ser revalorizada o devaluada: AS, SE (semis), DV / DVP (dupondius) o incluso para desmonetizar las piezas y convertirlas en téseras. Sin embargo, este tipo de marcas tan corrientes en otras provincias, no parecen encontrarse en Hispania, en su lugar tenemos: DS, DX y CA-PL.
  • 3.- Contramarcas que sirven para revalidar un numerario ya en circulación, bien ampliando la validez de monedas muy gastadas con B / ON / BON (Bonum) y P / PRO (Probatum), o legalizándolas de alguna forma mediante DD (Decreto Decurionum), PR (Populus Romanus), TI (Tiberio), NCAPR (Nero Caesar Augustus Probatum), etc.
  • 4.- Contramarcas cívicas que reproducen el nombre abreviado de la ciudad: TVR (Turiaso), CAS (Cascantum), MS (Municipium Saguntum), GRA (Graccurris), 'šd' (Asido), etc. en algún caso para autentificar la pieza, pero la mayoría de las veces deben de ser un simple intento de recuperación del numerario por parte de los municipios.
  • 5.- Marcas censales o de contabilidad, utilizadas como numerales o marcas de tesorería: A, B, etc.
  • 6.- Resellos mineros que se marcan no sólo en monedas o plomos monetiformes, sino también en las herramientas y utillaje de los ámbitos mineros: SS (Societas Sisaponensis), SC (Societas Castulonensis) y otros.
  • 7.- Troqueles lisos para damnatio memoriae. Solamente existe un caso en Hispania, el del borrado del nombre de Sejano en los ases de Tiberio de Bilbilis.
  • 8.- Otras marcas, para efectuar donaciones (congiarium) u otras funciones cuyo significado es incierto o nos es desconocido, como por ejemplo, esta contramarca circular mostrada a la derecha, presente en el anverso de un semis de Carthago Nova.

Las marcas o punzones que aparecen en las monedas de plata tendrían principalmente la función de detección de las piezas falsas (forradas). Se trata de marcas de control / prueba de los nummularii (cambistas encargados de separar de la circulación las monedas falsas) más que de verdaderas contramarcas. Es frecuente observar estas marcas sobre denarios republicanos del siglo I a.C. (a menudo gastados por el uso), por lo en este caso se harían en época preimperial y tras la separación de las forradas, tendrían el sentido de revalidación del numerario. También se observan a menudo en los denarios imperiales, como el de Augusto aquí mostrado.

No obstante debieron existir otras razones, quizás recuentos; el denario de areikoraticos que figura a continuación (ver contramarcas ibéricas) está escasamente circulado y presenta una marca -muy probablemente hecha en la propia ceca- que consiste en un círculo con glóbulo (tal vez ku), marca que curiosamente es muy similar al símbolo presente detrás del busto de esta emisión celtibérica de principios del siglo I a.C.

El denario ibérico no acostumbra a presentarse marcado porque ya estaba prácticamente fuera de circulación en la época en que era más frecuente la aplicación de estas marcas de banquero. De todas formas, en el tesorillo de Albacete aparecieron marcas en 39 denarios republicanos de los 120 encontrados, en 10 de los 80 denarios de Augusto y sobre 20 denarios ibéricos de Bolskan de un total de 80, es decir el fenómeno de las marcas de prueba o control era independiente del tipo de moneda.

La variedad de estas marcas de banquero es enorme, sin mayor significación aparente que la indicada, pero la realidad es que hoy en día permanecen en su mayoría indescifradas. A modo de ejemplo se muestran las contramarcas aparecidas en el tesorillo de Linares, se trata de denarios republicanos del siglo I a.C. y el 36% de las piezas están reselladas con uno o varios de estos signos.

Volver arriba


 

Contramarcas en las emisiones monetarias griegas

No se conocen contramarcas o resellos sobre las monedas griegas de la antigua Iberia. Tampoco se utilizó este alfabeto para realizar contramarcas, tan solo algunas emisiones hispanorromanas del valle del Ebro presentan en su reverso una contramarca (RPC 96) que se asemeja a la letra Є (epsilon) en su reverso.

Volver arriba


 

Contramarcas en las monedas de influencia feno-púnica

Las contramarcas con escritura feno-púnica y neo-púnicas son escasas, se conocen b'b'l (de los ciudadanos) sobre monedas de Asido, p'lh en una moneda de Gadir, 'šd' (Asido) sobre ases de la celtiberia (Sekaisa y Okalakom) y tgylt sobre de algunos ases de Tiberio de Acci. Esta última contramarca (APRH 167) pone en evidencia la perduración del alfabeto neopúnico en fechas tardías, pues se trata de una moneda que debió contramarcarse en época de Claudio.

Existen, sin embargo, numerosas contramarcas con símbolos o letras latinas sobre monedas feno-púnicas, entre ellas tenemos:

- Hay más de 15 tipos de contramarcas en el numerario gaditano -la mayoría de difícil interpretación- entre las que sobresalen: la estrella de seis puntas que es la contramarca de Gades más antigua; el delfín, que es la marca mas abundante en esta ceca; las letras SA / SAE que también aparecen en téseras, precintos y ánforas, por lo que se han sido relacionadas con alguna sociedad local de pesca, salazones, minería, agricultura o tal vez con el ejército y las letras SITT que aparecen en monedas de Gades que circulaban lejos de la ciudad, en Cirta (Numidia).

- En monedas de Ebusus se conoce una cabeza femenina galeada, sin paralelos en ninguna otra ceca hispana, pero similar a las que se utilizan en el mundo púnico y griego extrapeninsular.

- Las monedas de Malaca tienen dos tipos de resellos con punzones circulares de significado incierto, uno de ellos recuerda al signo ibérico ko y el otro es circular, presentando distintos aspectos según la zona del campo donde se impacta. También se conocen contramarcas en forma de estrella y con la letra Q.

- Existen monedas de Abdera con un signo en forma de aspa X (RPC 10), similar a la letra ibérica ta, dentro de una depresión cuadrada con puntos a los lados que se asocia a la Legio X y probablemente sirvió para revalidar las piezas en época de Claudio. En el anverso de otras monedas de Abdera aparecen las letras ibéricas ta ka punzonadas (APRH 168), lo que pone en evidencia la perduración del alfabeto ibérico en fechas tardías, pues se trata de un as de Tiberio que debió contramarcarse en época de Claudio. Las letras COER, que están grabadas en un punzón rectangular sobre una moneda de esta ceca (según un antiguo dibujo publicado por Sestini), han sido explicadas por Guadán como una mala copia de CAESAR.

- En monedas tardías de Sexs se documenta la contramarca DD, interpretada generalmente como Decreto Decurionum.

- En una rara emisión de Lascuta, encontramos el resello GISCO, personaje de cierto rango militar o municipal que estampó su nombre en monedas de dicha ciudad, según la interpretación que se ha dado a la moneda mostrada en Vives 92.10. Sin embargo, en el ejemplar mostrado a la izquierda parece leerse claramente DISCO.

Volver arriba


 

Contramarcas en la amonedación ibérica, celtibérica, berona y vascona

Las contramarcas con escritura ibérica son escasas, tan sólo se conoce una H (la letra o ibérica) sobre monedas celtíberas de Orosis (G 124). También son escasas las marcas en escritura feno-púnicas e incluso las latinas, la única marca feno-púnica conocida es la 'šd' (Asido) sobre ases de la celtiberia (Sekaisa y Okalakom) y entre las latinas destacan los resellos mineros SC y SS sobre monedas de Kese y las letras CA o CD en Kelse y VA en Bilbilis.

Por otra parte, algunas monedas hispanorromanas de Abdera presentan un signo en forma de aspa X (RPC 10), similar a la letra ibérica ta. Además, en el anverso de otra moneda de Abdera aparecen las letras ibéricas ta ka punzonadas (APRH 168), lo que pone en evidencia la perduración del alfabeto ibérico en fechas tardías, pues se trata de un as de Tiberio que debió contramarcarse en época de Claudio.

Entre los pocos símbolos utilizados tenemos: la rueda de Arekoratas, la lúnula o torques de Belikiom y Tamaniu y las estrellas de Kese.

Un punzón circular o cónico centrado está impreso sobre distintos valores de plata y bronce ibéricos (Bilbilis, Arekoratas, Baskunes, Sekobirikes, Kelse, Konterbia Karbika). También podría tratarse del signo silábico ku, presente en la inicial de Kueliokos.

Volver arriba 


 

Contramarcas en las monedas hispanorromanas
(Republicanas, Imperiales o Provinciales)

De todos los periodos monetarios de la Hispania romana, es durante la dinastía Julio-Claudia cuando se observa la mayor variedad y cantidad de contramarcas, coincidiendo con el mismo fenómeno que se da en el resto del Imperio. Ver cronología de las monedas provinciales romanas de Hispania sobre las que aparecen las contramarcas más frecuentes. Sin embargo, hay que hacer notar que Hispania parece ser la provincia que antes se inicia en el hábito de las contramarcas, pues tenemos ejemplos de monedas reselladas en los años 90 a.C., es decir, casi 100 años antes que en el resto del mundo romano.

Hay multitud de resellos presentes en Hispania (se conocen alrededor de 200 tipos) pero desconocemos el origen o significado de gran parte de ellos. La gran mayoría de las veces se utilizan caracteres o símbolos latinos, aunque existen algunas contramarcas con signos ibéricos o neopúnicos.

Solamente he encontrado documentada una contramarca con caracteres griegos (RPC 96) en las monedas de Hispania, ver el resello que parece corresponder a la letra épsilon o el numeral griego cinco (Є) en la moneda mostrada a la derecha.

Contramarcas similares (Є dentro de un círculo) fueron usadas como el número cinco para devaluar los 10 assaria, siendo empleadas en Oriente (Howgego 803-805), principalmente en la moneda de Side (Panfilia), durante periodos muy posteriores a la moneda de Tiberio aquí mostrada, entre los los reinados de Gordiano III y Galieno.

Las últimas contramarcas sobre monedas hispanorromanas corresponden a la época de Nerón, cuando ya todas las cecas hispanas habían sido cerradas.

Volver arriba 


 

BIBLIOGRAFÍA - LINKS
Contramarcas o resellos monetales en Hispania Antigua

  Bibliografía (por orden cronológico):

 - "Curso de numismática", pp. 352-353, Cartagena 1950, por Antonio Beltrán.
 - "Los resellos de las monedas antiguas de Hispania", Numisma 5 (1952), pp. 33-40, por J. M. Vigo Llagostera.
 - "Tipología de las contramarcas en la numismática ibero-romana", Numario Hispánico nº IX, 17. pp. 7-121, de A. M. de Guadán, Madrid 1960. (Citado como G).
 - "Las contramarcas en la amonedación ibérica", Nummus 20-21 (1960), pp. 18-38, de Antonio M. de Guadán.
 - "Marcas y contramarcas en monedas ibéricas", Numisma 150-155 (1978), pp. 135-140, de A. Domínguez.
 - "Contramarcas en las amonedaciones de Colonia Patricia, Colonia Romula, Italica, Iulia Traducta y Ebora", Acta Numismática 9 (1979), pp. 41-52, de Francisca Chaves Tristán.
 - "Contramarcas locales en monedas Hispano-romanas del Alto Ebro", II SNB, 1980, pp. 217-219, de J. M. Gurt Esparraguera.
 - "Las contramarcas de la ceca de Gracurris", II Col. Historia de la Rioja, pp. 185-193, de J. Carlos Herreras Belled, Logroño 1985.
 - "La ceca de Illici", Valencia 1987, pp. 58-59, de Mª del Mar Llorens Forcada.
 - "Las monedas celtibéricas y sus contramarcas en el Instituto de Valencia de Don Juan", Acta Numismática 17-18 (1987-88), pp. 59-87, de Mª P. García-Bellido y C. Blázquez.
 - "Las monedas de Gadir / Gades", Madrid 1988, pp. 65-72, de Carmen Alfaro Asins.
 - "Tesoros de monedas inéditos ocultados en la Bética durante la República romana II: Linares y Cortijo de Cosmes". Homenaje al profesor Antonio Blanco Freijeiro (Madrid, 1989), pp. 215-241, de Francisca Chaves Tristán.
 - "Roman Provincial Coinage", Volumen I, Parte III, pp. 809-810, London-París 1992, de A. Burnett, M. Amandry y P. P. Ripollès. (Citado como RPC).
 - "La ciudad de Carthago Nova: las emisiones romanas", Universidad de Murcia 1994, pp. 125-141, de Mª del Mar Llorens Forcada.
 - "Denarios y quinarios ibéricos, estudio y catalogación", pp. 59-60, Barcelona-Madrid 1995, de Leandre Villaronga.
 - "Sobre epigrafía monetal: una contramarca neopúnica en monedas de la Celtiberia", AEspA XIV (1995), pp.332-335, de Carmen Alfaro.
 - "Las contramarcas de Orosis" Saguntum 29 (1995), pp. 167-174, de M. Gozalbes.
 - "Historia monetaria de Hispania Antigua", pp. 392-393, Madrid 1998, de C. Alfaro, A. Arévalo y otros.
 - "Los resellos militares en moneda como indicio del movimiento de tropas", AEspA XX (1999), pp. 55-70, de Mª Paz García-Bellido.
 - "Contramarcas militares en monedas de la submeseta norte", AEspA XX (1999), pp. 71-90, de Ángel Morillo Cerdán.
 - "Notas sobre la contramarca cabeza de águila y su distribución geográfica", AEspA XX (1999), pp. 91-100, de Cruces Blázquez.
 - "Monedas Hispánicas en la RAH" , Madrid 2000, por Pere Pau Ripollès y Juan Manuel Abascal.
 - "Las acuñaciones de la ciudad celtibérica de Segeda / Sekaiza", pp. 59-64, Zaragoza 2001, de Mariví Gomis.
 - "Diccionario de Cecas y Pueblos Hispánicos", Volumen I, pp. 109-115, Madrid 2001, de Mª Paz García-Bellido y Cruces Blázquez.
 - "Las contramarcas como fenómeno de aculturación en la Hispania Tarraconense", SALDVIE II 2001-2002, pp. 195-212, de J. Carlos Herreras Belled.
 - "Descripción y significados de las contramarcas en anversos y reversos", SALDVIE nº 3, 2003, pp. 187-211, de J. Carlos Herreras Belled.
 - "Las acuñaciones provinciales romanas de Hispania", Madrid 2010, de Pere Pau Ripollès. (Citado como APRH).
 - "Ancient Coinage of the Iberian Peninsula", Barcelona 2011, de Leandre Villaronga y Jaume Benages. (Citado como ACIP).
 - "La singularidad de una pieza de la caetra con contramarca DD", Anejos de AEspA LVIII (IV EPNA), Madrid 2011, por F. Cebreiro Ares.
 - "Contramarcas de CALAGVRRIS IVLIA NASSICA", Revista Kalakorikos , pp. 85-125, Calahorra 2012, de J. Carlos Herreras Belled.

  Links recomendados:

 - Breve introducción a los resellos, de J. Antonio de la Fuente Freyre.
 - Completo listado alfabético de contramarcas romanas: www.romancoins.info
 - Multitud de contramarcas romanas: www.romancoins.info.
 - Las monedas contramarcadas en la antigüedad.
 - Las monedas contramarcadas de Tesorillo.com.
 - Una moneda singular: AE norteafricano contramarcado con la "cabeza de águila" de la Tarraconense.
 - Dos piezas singulares: Un enigmático uso de la contramarca "CR".
 - Contramarcas en la moneda antigua (Forum Ancient Coins).
 - La función de las contramarcas locales aplicadas en la moneda hispánica, de T. Hurtado Mullor (PDF).
 - Las contramarcas como fenómeno de aculturación en la Hispania Tarraconense, de J. Carlos Herreras Belled.
 - Descripción y significados de las contramarcas en anversos o reversos, de J. Carlos Herreras Belled.
 - Las contramarcas de la ceca de Graccurris, de J. Carlos Herreras Belled.
 - Contramarcas de Calagurris Iulia Nassica, de J. Carlos Herreras Belled.
 - Noticia de un as de Śekaisa con contramarca de Asido, de Isabel Rodríguez Casanova.
 - Algunos resellos hispánicos de la colección Huntington, Subasta J. Vico S.A. (nov. 2012).

 

Volver arriba 

Animales, objetos
y otros símbolos
Letras simples Varias letras Varias letras juntas
(anexadas)
Monedas hispánicas
contramarcadas
de Tesorillo.com

 


Volver arriba


Otros artículos / libros de

Tesorillo.com
 
Alegoría de Hispania
Apertura de la exposición Edouard Louvet - BCP (Lima)
Catálogo de las monedas romanas emitidas en el siglo IV durante los Festivales de Isis
Catalogue of Festival of Isis Coinage. Rome, fourth century A.D.  
Cecas del Bajo Imperio Romano (317-498)
Contramarcas en las monedas de Hispania Antigua
Dificultades que plantea el estudio de la historia monetaria sueva
Dos piezas singulares: Un enigmático uso de la contramarca "CR"
Errores y defectos en la numismática antigua
¿Es falso mi denario? Guía para la autentificación de las monedas de plata de la Antigüedad
Estáteras de plata de los sátrapas persas de Tarsos (Cilicia)
Guía de identificación de las monedas de bronce del Bajo Imperio Romano
Identifying Late Roman Bronze Coins  
Introducción a la numismática antigua
Jinetes sin escudo. Las representaciones ecuestres de la Citerior
Juegos de numismática antigua
La acuñación de oro en la Antigüedad
La moneda romana: Su clasificación y estudio por medio de Internet (UNED - Mérida)
Lanuvium: cuna de siete familias de monederos republicanos
Las Casas de Moneda españolas en América del Sur
Las monedas bilingües en la antigüedad
Las monedas contramarcadas en la antigüedad
Las monedas de "Iberia-Hispania-Spania"
Las monedas forradas en la antigüedad
La traducción de las palabras codificadas: AEQVITI, IOBI y HPKOYΛI
Last Civic Coinages of The Roman Empire (c. 312 A.D.)  
Mapas históricos del Bajo Imperio Romano
Nuevo denario de las Guerras Civiles (68-69 d.C.)
Presentación de Tesorillo.com en la revista "El Quinzet" - PDF
Sistemas de representación arquitectónica en la numismática romana
Técnicas instrumentales aplicadas a la metalurgia numismática
Últimas acuñaciones cívicas del Imperio Romano (c. 312 d.C.)
Una moneda singular:
AE norteafricano contramarcado con la "cabeza de águila" de la Tarraconense