Página Principal

Lista de Emisores:  A-D  E-M  N-Z

HELIOGÁBALO
Leyendas más comunes del anverso
 
 ANTONINVS PIVS AVG
 ANTONINVS PIVS FEL
 ANTONINVS PIVS FEL AVG
 ANTONINVS V PIVS FEL AVG
 IMP ANTONINVS AVG
 IMP ANTONINVS PIVS AVG
 IMP ANTONINVS PIVS FELIX AVG
 IMP CAES ANTONINVS AVG
 IMP CAES M AVR ANTONINVS AVG
 IMP CAES M AVR ANTONINVS PIVS AVG   
 

 

HELIOGÁBALO

Abreviaturas:  A-F  G-O  P-X

 


 

 Vario Avito Basiano, nació en Emesa  -ciudad la oeste de la actual Siria- el año 204 d.C., hijo de Sexto Vario Marcelo y Julia Soaemias (hija de Julia Maesa). Fue nombrado sacerdote del dios Sol, que era adorado en forma de una piedra negra (probablemente un meteorito) y apodado con el nombre "El Gebal" (cuya trascripción romana era Elagabalus), siendo emperador del Imperio desde el año 218 al 222 d.C.

 Durante la rebelión contra Macrino, el 16 de marzo de 218 d.C. fue proclamado emperador por las tropas de Emesa, siendo estas rápidamente apoyadas por la legión acampada en Siria. Julia Maesa, abuela de Heliogábalo, fue la verdadera instigadora de ésta rebelión, aprovechando la gran impopularidad que entre el ejército y el pueblo tenía Macrino y extendiendo el rumor de que Heliogábalo era hijo de Caracalla, cuya memoria los soldados guardaban celosamente. Tras la derrota del ejército de Macrino, Heliogábalo fue aceptado por el Senado, adoptando el nombre de César Marco Aurelio Antonino Augusto, en honor a su presunto padre, Caracalla, siendo más conocido por su apodo como sacerdote del sol, Heliogábalo. Antes de ser aceptado por el Senado, Heliogábalo se comprometió en una carta a seguir el ejemplo de Augusto y de Marco Aurelio.

Al entrar en Roma, Heliogábalo tenia sólo 14 años y llevó consigo la piedra sagrada del dios sol de Emesa, cuya encarnación él también decía ser, y la depositó en el Palatino, proclamando a Baal de Emesa dios supremo del Imperio. Con su llegada comenzó un reinado marcado por la poderosa influencia de su madre Julia Soemias (que de hecho era quien ostentaba el poder), así como por el fanatismo religioso, la crueldad, el asesinato y los excesos de todo tipo.

 Heliogábalo fue un homosexual declarado (lo cual era muy común en la Roma de aquellos tiempos) y tuvo durante su reinado una larga sucesión de novios. Asimismo, tuvo también tres esposas, Julia Paula, una nieta de Marco Aurelio llamada Annia Faustina y Aquilia Severa (que era una virgen vestal, símbolo del hogar y del matriarcado, sagrados para el pueblo romano, y que fue forzada al matrimonio). 

 Todos estos actos escandalizaron incluso a las relajadas clases superiores en Roma y ayudaron a la caída del emperador. El 222 d.C., la abuela de Heliogábalo, Julia Maesa, ante la general situación de descontento que se vivía en Roma y en las provincias, decidió elevar al trono, junto con Heliogábalo, a su primo Alexianus (quien posteriormente se convertiría en el emperador Alejandro Severo). Convenció a su nieto explicándole que así podría dedicarse casi en exclusiva a adorar a su dios Sol. Heliogábalo aceptó en principio, pero rápidamente comenzó a planear el asesinato de su primo, que tuvo que ser protegido, junto con su madre, Julia Mamea y su abuela, Julia Maesa, por la guardia pretoriana para poder escapar de la muerte. Al ver el cambio de la situación, Heliogábalo, temiendo por su vida, intentó llegar a un acuerdo con la guardia pretoriana, que le ofreció la oportunidad de salvar su vida si compartía el gobierno con su primo, a lo que accedió Heliogábalo, si bien renovando sus planes de asesinato. 

 Finalmente, la guardia pretoriana nombró al nuevo emperador Alejandro Severo. El 6 de marzo de 222 d.C. tomó al asalto el palacio y el día 11 asesinó a Heliogábalo (en las letrinas del palacio) junto a su madre, Julia Soemias 

 Tras la muerte de Heliogábalo y su madre, hubo festejos en Roma y los cuerpos de ambos fueron arrastrados por las calles de la capital del Imperio y después, arrojados al río Tíber.

 

 Volver a la página de Heliogábalo