PROCOPIO

Procopius

 

 

Procopio nació en la provincia de Cilicia (Asia Menor), entre los años 326 y 334, siendo pariente de Juliano II y llegando a ser general de su ejército.

Es probable que Juliano II (que no tenía descendencia) pensara en Procopio como su sucesor, pero la realidad es que muerto Juliano II (363) las tropas eligieron a Joviano, quien gobernó menos de un año. A la muerte de Juliano II (364) el Imperio quedó en manos de Valentiniano I, quien a su vez, lo compartió con su hermano Valente.

Al año siguiente (365) Valente se desplazó con sus tropas a Syria y Procopio aprovechó la ausencia del emperador para intentar usurpar el poder. En principio, dada la impopularidad del emperador, el golpe tuvo éxito en Constantinopolis y en unas pocas provincias adyacentes (septiembre de 365), pero la soberbia, crueldad y rapiña del usurpador hicieron que su gobierno fuera insoportable.

Las mejores legiones habían permanecido fieles a Valente y estaban acompañando al emperador en su viaje, el emperador marchó al encuentro de las tropas de Procopio y a principios de 366, en Nacolea (Phyrgia), tuvo lugar la batalla en la que se restableció el orden. Tras unos pocos meses de usurpación, Procopio fue ajusticiado en mayo de ese mismo año.

 

  Cuadro general de gobernantes del Bajo Imperio romano