MAGNENCIO

Flavius Magnus Magnentius

 

 

Flavio Magno Magnencio nació hacia el año 303 cerca de Ambianum. A pesar de ser de origen bárbaro, se unió a las legiones romanas y se ganó el aprecio de Constante (el emperador de Occidente), dadas sus buenas cualidades como soldado.

Magnencio era comandante de las unidades de élite del ejército Imperial Occidental cuando traicionó al emperador. En enero de 350 se fraguó una conspiración en la que Magnencio fue proclamado Augusto, pronto se dio cuenta Constante de que había perdido el favor del ejército y huyó hacia Hispania, pero fue descubierto en el camino por emisarios de los rebeldes, quienes le dieron muerte.

Exceptuando la región de los Balcanes en donde el ejército había proclamado a Vetranio, y decían mantenerse fieles al emperador de Oriente, Constancio II, el usurpador Magnencio se había convertido en el dueño único de Occidente.

Magnencio, en su usurpación, consiguió los siguientes títulos [1]:

AVGVSTVS Enero 350
PROTECTOR, COMES REI MILITARIS 350
CONSVL 351 (I) y 353 (II)
DAMNATIO MEMORIAE 353

En junio de 350, Magnencio perdió el control de Roma, pero solo momentáneamente, la sublevación de Nepotiano fue rápidamente sofocada.

Magnencio esperaba ser reconocido como co-emperador por Constancio II pero cuando, a partir de la abdicación de Vetranio, se dio cuenta de que eso nunca ocurriría, comenzó las operaciones contra aquél; nombró César a su hermano Decencio enviándole a las fronteras del Rin para  defender la Gallia, y después, se dispuso a invadir los Balcanes consiguiendo inicialmente algunos éxitos. Cuando llegó la batalla decisiva, en Myrsa (sep. 351), Magnencio fue derrotado ampliamente por las tropas de Constancio II.

Aunque sin pérdida territorial, el régimen de Magnencio comenzó a resquebrajarse; en otoño de 352, Italia y Sicilia se unieron a Constancio sin oponer resistencia. Poco después Hispania y Africa hicieron lo propio. En el verano de 253, Magnencio estaba aislado y en las cercanías de Lugdunum se entabló la batalla final con resultado catastrófico para el usurpador, lo que significó la reunificación del Imperio en manos de Constancio II.

Abandonado por sus soldados, Magnencio, luego de matar a su madre y a su hermano más pequeño, se suicidó en agosto de 353 y, presa del pánico, la misma suerte correría su hermano Decencio, que se hallaba por entonces en Sens.

Magnencio fue el único emperador romano que redujo oficialmente el peso de los sólidos, lo que nos da una idea de la desesperada situación en la que se llegó a encontrar. Como no podía ser de otra forma, sufrió Damnatio Memoriae en 353.


[1] Titulaturas según indica J. M. Iglesias y J. Santos, en su libro:
"Vademecum para la epigrafía y numismática latinas" (Santander 2002)

 

Aelia Flaccilla  |  Anastasius I  |  Anthemius  |  Arcadius  |  Avitus  |  Basiliscus  |  Bonifatius  |  Conmemorativas  |  Constans  |  Constantia
Constantinus I  |  Constantinus II  |  Constantius Gallus  |  Constantius II  |  Crispus  |  Decentius  |  Delmatius  |  Eudocia  |  Eudoxia
Eugenius  |  Fausta  |  Flavius Victor  |  Galla Placidia  |  Gratianus  |  Hannibalianus  |  Helena  |  Honorius  |  Iohannes  |  Iovianus
Iulianus II  |  Iulius Nepos  |  Leo I  |  Libius Severus  |  Licinius I  |  Licinius II  |  Magnentius  |  Magnus Maximus  |  Maiorianus
Marcianus  |  Martinianus  |  Maximus  |  Nepotianus  |  Priscus Attalus  |  Procopius  |  Pulcheria  |  Theodora  |  Theodosius I
Theodosius II  |  Valens  |  Valentinianus I  |  Valentinianus II  |  Valentinianus III  |  Valerius Valens  |  Verina  |  Vetranio  |  Zeno  |  Zenonis

Cuadro general de gobernantes del Bajo Imperio Romano